PUBLICIDAD

Bebés y niños
Educa a tus hijos para que sean independientes
Educar a los niños para que sean personas autónomas e independientes es esencial para el desarrollo de su identidad y una sana autoestima. La clave está en apoyarlos cuando lo necesiten sin sobreprotegerlos.
Escrito por Celia Rodríguez Ruiz, Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil

Consejos para enseñar a tu hijo a ser independiente

El desarrollo de la autonomía permitirá a los niños ser independientes, desarrollar una buena autoestima, y confiar en sus capacidades para enfrentarse a los problemas y conflictos. El desarrollo de la autonomía va ligado a una personalidad madura y fuerte y es la base de su bienestar futuro. Te ofrecemos algunos consejos para enseñar a tu hijo a ser independiente:

  • La mejor manera de favorecer el desarrollo de la autonomía de tu hijo es no ocuparte de aquellas cosas que él pueda hacer solo. Aunque te resulte más cómodo o sea más rápido hacerlo tú, es fundamental tener paciencia y permitirle que lo haga por sí mismo.
  • Evita sobreproteger al niño. Lo mejor para ellos es que los adultos no estén constantemente pendientes de sus cosas y tratando de evitar que cometan errores, sino que les enseñen a confiar en su capacidad de poder hacerlo solos.
  • Observa y conoce a tu hijo, de este modo sabrás qué cosas puede hacer solo, cuándo necesita un apoyo, y cuándo puede lanzarse a hacerlo por sí mismo.
  • Prepara al pequeño antes de dejarlo solo ante una nueva tarea. Explícale cómo hacerlo (con instrucciones claras y precisas), y aconséjale y guíale en un primer momento. El objetivo es que aprenda a hacerlo solo.
  • Deja que sea el niño el responsable de sus decisiones y actos.
  • Ayúdale a aprender de sus errores. No te quedes en una regañina; que se equivoque es normal y necesario para su aprendizaje, y debemos ir más allá de la corrección y ayudarle a aprender del error.
  • Ocúpate de proporcionarle situaciones y tareas que ya esté capacitado para hacer por sí mismo. Es una manera de tener la situación bajo control y al mismo tiempo empujarle a superarse y a enfrentarse a los retos.
  • Fomenta su autonomía e independencia mostrando fe en sus capacidades. Si tú crees que puede, él también creerá en sí mismo.
  • Ayúdale y apóyale siempre que sea necesario, pero no hagas las cosas por él.
  • Sirve de ejemplo, muéstrate como una persona autónoma e independiente que sabe tomar sus decisiones, y que es capaz de pedir ayuda si lo necesita pero no tiene miedo de hacer las cosas por sí mismo.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Celia Rodríguez Ruiz

Psicóloga clínica sanitaria, especialista en pedagogía y psicología infantojuvenil
Celia Rodríguez Ruiz

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD