PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentación en niños con cáncer
Cubrir las necesidades nutricionales en los niños que sufren algún proceso oncológico es clave a la hora de afrontar el tratamiento y superar la enfermedad. Te recomendamos cómo mejorar sus efectos secundarios.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Alimentación durante el proceso de cáncer en los niños

A pesar de que ha disminuido notablemente en las últimas décadas, el cáncer infantil continúa siendo la primera causa de mortalidad debido a enfermedad entre niños mayores de un año. En España, la incidencia actual de cáncer es de uno por cada siete mil niños, lo que supone unos 950 casos nuevos al año. La propia enfermedad, así como la duración y agresividad de los tratamientos, hacen que el mantenimiento o conservación de un adecuado estado nutricional sea fundamental.

En todos los seres, la alimentación debe cubrir las necesidades, tanto de energía como de diferentes nutrientes, solo así se consigue un estado de nutricional correcto y un balance energético adecuado. En los niños, el gasto energético es mayor que en otras edades debido a las necesidades causadas por el crecimiento. Pero, además, debido a los procesos oncológicos, la necesidad de calorías aumenta hasta un 30% por encima de los requerimientos de un niño con características similares que no padezca cáncer. Si tenemos en cuenta que la pérdida de apetito o anorexia es uno de los síntomas más frecuentes, conseguir un consumo de alimentos suficiente y continuado resulta complicado.

Como pautas generales a seguir en la alimentación de los niños con procesos tumorales debieran pasar, en primer lugar, por personalizar la dieta a las circunstancias individuales de cada niño y, por supuesto, siempre debe ser una pauta viva y en evolución para ajustarse a los cambios y modificaciones que, seguro, van a experimentar.

Pautas de alimentación en el cáncer infantil

Debido al aumento de necesidades calóricas y proteicas en niños con cáncer es recomendable seguir unas pautas que faciliten el manejo de la alimentación en estos pequeños:

  • Fraccionar las comidas en cinco o seis tomas a lo largo del día, ya que son mejor toleradas comidas poco abundantes y más frecuentes.

  • Tomar de todos los grupos de alimentos y no restringir platos antes de que sea estrictamente necesario por el posible rechazo o aversión del niño.

  • Incluir a lo largo del día, como mínimo, dos raciones de alimentos proteicos: carne, pescado, huevo, lácteo, legumbre, frutos secos, etcétera.

  • Los alimentos ricos en hidratos de carbono son también importantes en estas dietas, ya que ofrecen energía a corto plazo y facilitan el que las proteínas realicen su función estructural.

  • Incluir también cinco raciones de verduras y frutas al día, adecuando la cantidad de los platos a la edad y situación del niño.

  • Vigilar la hidratación, preferentemente a base de agua, evitando concentrar grandes cantidades en algún momento, puesto que reduce la sensación de apetito.

  • Adecuar las comidas a los momentos de mayor apetito del niño, sin importar en exceso si corresponden o no a las ingestas que consideramos más tradicionales. Por ejemplo: en ocasiones el desayuno es la comida mejor tolerada y hay que aprovechar dicha circunstancia aumentado el valor calórico. Introducir huevos, carnes, cereales, etcétera.

  • Incrementar las calorías de los platos sin ampliar el volumen. Se puede enriquecer la comida añadiendo ingredientes como aceite de oliva, queso rallado, frutos secos, leche en polvo, mantequilla.

A continuación presentamos algunos de los efectos secundarios más comunes durante el tratamiento de quimioterapia en el cáncer infantil y las estrategias dietéticas para combatir estos problemas. No en todos los niños, ni en todos los ciclos se desencadenan todos, pero sí es frecuente que, en uno u otro momento del proceso, sufran alguno de ellos. Las siguientes pautas le ayudarán a sobrellevarlo un poquito mejor.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Especial

Cáncer

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Entrevista Mª Jesús Domínguez y Miriam Hernández, expertas en alimentación del bebé

Mª Jesús Domínguez, presidenta de la Asociación de Matronas de Madrid y Miriam Hernández, enfermera de atención primaria.

Mª Jesús Domínguez y Miriam Hernández

Expertas en alimentación del bebé
“Los lactantes que han tomado lactancia materna tienen menos riesgo de padecer celiaquía, y este riesgo disminuye aún más si el niño sigue siendo amamantado después de la introducción del gluten”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

85%
de los trastornos de la conducta alimentaria aparecen entre los 14 y los 18 años
'Fuente: 'Dra. Mª Angustias Salmerón, colaboradora de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria de Atención Primaria (SEPEAP)''