PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Alimentación en niños con cáncer
Cubrir las necesidades nutricionales en los niños que sufren algún proceso oncológico es clave a la hora de afrontar el tratamiento y superar la enfermedad. Te recomendamos cómo mejorar sus efectos secundarios.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Pautas para combatir náuseas, vómitos y diarrea en el niño con cáncer

Las náuseas y vómitos son otro de los problemas más frecuentes en los niños tratados por algún cáncer y que, en determinados momentos, puede llegar a impedir de manera total la ingesta por boca. Suelen ser más intensos por las mañanas, mejorando los síntomas a medida que avanza el día. De nuevo es posible recurrir a algunas herramientas para mejorar este efecto secundario en los niños:

  • Prescindir de olores intensos. Es mejor que el niño no esté presente en la cocina durante el cocinado.
  • Evitar sabores intensos: condimentos, picantes, etcétera.
  • No dar alimentos líquidos en momentos de náuseas, ya que empeoran el problema.
  • Tomar alimentos secos, sin salsas ni caldos: pan tostado, galletas, palitos de pan, tortitas…
  • No ingerir alimentos lácteos en momentos de náuseas y arcadas.
  • Evitar alimentos y preparaciones grasas o muy recargadas.
  • Comer despacio, masticando bien.
  • Se toleran mejor platos básicos y poco elaborados.
  • La tolerancia mejora con alimentos a temperatura fría o ambiente.

Alimentación frente a la diarrea en el cáncer infantil

En determinados momentos del tratamiento del cáncer infantil, se pueden alternar periodos de estreñimiento, con etapas diarreicas. La diarrea puede estar provocada por el propio tratamiento del tumor del niño, con lo que la implicación de la dieta no es directa, aunque sí es cierto que, si este efecto no se prolonga mucho en el tiempo, algunas pautas básicas para no aumentar demasiado la fibra de la dieta mejoran la diarrea. Y es conveniente recordar que, tras un periodo de diarrea, es habitual un cierto periodo de estreñimiento, que no es tal. No hay tener prisa en introducir demasiada fibra en la dieta del niño ya que se podría recaer en la diarrea.

Las pautas alimentarias para frenar la diarrea del niño con cáncer son:

  • La dieta ha de ser progresiva y adaptada al estado patológico del niño.
  • Se comienza la dieta de progresión con alimentos suaves: pollo, pescado, tortilla, arroz, etcétera.
  • Evitar el consumo de lácteos en un inicio, excepto el yogur natural.
  • Es mejor usar técnicas de cocina sencillas y con poca grasa.
  • Resulta conveniente hacer comidas frecuentes y poco abundantes.
  • Tener muy en cuenta la hidratación.
  • Introducir alimentos con fibra paulatinamente (puré de verduras).
  • Ir comprobando su tolerancia en todo momento.
  • Dejar para el final ensaladas, legumbre entera y cereales integrales (por su gran contenido en fibra).
  • Dejar también para el final la leche, no por su contenido en fibra, sino por su capacidad de aumentar el movimiento intestinal.
  • Tomar probióticos y prebióticos para mejorar la microbiota, cuando se toleren.
  • Fomentar el consumo de fibra soluble, que se utiliza como probiótico: salvado de avena, nueces, lentejas, manzana, naranja, zanahoria, berenjena, calabaza, ciruela, higo, borraja, etcétera.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Cáncer
 

Especial

Cáncer

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''

PUBLICIDAD