PUBLICIDAD

Embarazo
Plan de parto
El Plan de Parto es un documento en el que la mujer expresa por escrito sus preferencias y lo que le gustaría que se evitara durante todo el proceso, y cómo quiere que se maneje al recién nacido. Te enseñamos cómo elaborarlo.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Qué aspectos debes reflejar en tu Plan de Parto

Qué aspectos debes reflejar en tu Plan de Parto

Debes reflejar en el escrito todo lo que quieras que se tenga en cuenta, como quién te acompañará o la postura en la que deseas tener a tu hijo.

Cada Plan de Parto y Nacimiento es distinto, pero podemos partir de algún ejemplo como el Plan de Parto del Ministerio de Sanidad y copiar algún encabezamiento que se ajuste a nuestros deseos. En general, tiene que recoger cierta información necesaria como los datos personales y la fecha prevista de parto pero, a partir de ahí, lo podemos redactar a nuestro gusto. Te proponemos estructurarlo en bloques “temáticos”: 

  • Acompañamiento: hay centros sanitarios que sólo admiten a un acompañante en el paritorio o incluso no dejan estar a nadie si se trata de una cesárea. En el Plan de Parto deberás indicar quién quieres que te acompañe, si serán una o varias personas (tu pareja, tu madre, una doula…) y si pueden intercambiarse entre ellas durante el proceso. Incluso se puede pedir hacer fotos o grabar un vídeo del nacimiento de nuestro pequeño. 
  • Cuidados y posturas: muestra tus preferencias en cuanto a la libertad de movimientos durante todo el parto y a la postura que deseas en cada fase (y específicamente en el expulsivo). También puedes contemplar la posibilidad de comer y beber, de llevar tu propia ropa en lugar de la del hospital, de escuchar música u otros detalles como el traslado en camilla o caminando a la sala de partos.
  • Tipos de calmantes para el dolor: especificaremos si queremos la anestesia epidural o algún tipo de medicación, o si preferimos otras maneras de paliar el dolor como ejercicios respiratorios, masajes, baños de agua templada, acupuntura, etcétera.
  • Prácticas que no deseas en tu parto: aquí aclaras si quieres que se lleven a cabo o no determinadas actuaciones, desde el uso de una sonda al rasurado del vello púbico, la colocación de enemas, los tactos vaginales por parte de varias personas y que no sean estrictamente necesarios, la colocación de una vía, la rotura intencionada de la bolsa del líquido amniótico, la monitorización continua del feto, la episiotomía, las maniobras de expulsión de la placenta, la administración de oxitocina sintética… Además, si has tenido una cesárea anterior, puedes indicar que esta vez quieres que se intente el parto por vía vaginal. Aunque, según indica la matrona de Atención Primaria murciana Francisca Postigo, “ya no hay necesidad de pedir que no te rasuren ni te pongan un enema, ya que estas practicas están erradicadas prácticamente en todos los hospitales, al menos los públicos”.
  • Manejo del bebé: puedes expresar el deseo de tocar la cabeza de tu bebé en cuanto asome e intentar extraerlo, el contacto inmediato con él piel con piel, el corte del cordón umbilical cuando cesan los latidos en vez del corte inmediato (y que lo haga nuestra pareja), la administración de vitamina K por vía oral en lugar de por inyección, esperar a que el pequeño expulse el meconio sin tenerle que poner una sonda anal, no colocarle gotas antibióticas en los ojos, no bañarle de inmediato sino hacerlo tú unas horas después, etcétera. Y por supuesto, es importante señalar que queremos que dejen a nuestro hijo con nosotras el mayor tiempo posible.
  • La lactancia: en cuanto al tipo de lactancia que quieres para tu bebé, si vas a amamantarle puedes solicitar que te pongan al recién nacido al pecho tan pronto como sea posible y que no le suministren ningún alimento que no sea tu leche; o bien advertir si tu decisión meditada pasa por la lactancia artificial. También puedes pedir asesoramiento para llevar a cabo una lactancia a demanda y que no le den a tu pequeño el chupete (lo que puede interferir en la lactancia natural).

Por último, también se puede indicar que deseamos dar a luz en casa. Es una decisión importante y la mujer debe contar con toda la información posible al respecto, y conocer los riesgos que puede suponer.  Eso sí, habrá que indicar los dos hospitales de referencia que tendremos: el de nuestra elección y el más cercano, al que nos llevarían en caso de urgencia. 

Actualizado: 21 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''

PUBLICIDAD