PUBLICIDAD

Embarazo
Ropa para embarazadas
Si quieres acertar con tu ropa premamá y gastar lo necesario, lo mejor es planificar las compras y elegir prendas básicas que sirvan durante todo el embarazo. Aquí tienes algunos trucos y consejos que te ayudarán.
Escrito por Eva Salabert, Periodista experta en salud

Consejos para comprar ropa premamá

Muchas mujeres se quejan del precio excesivo de la ropa premamá, sobre todo teniendo en cuenta que la van a usar durante un corto periodo de tiempo. Por ello, si quieres ahorrar, es muy importante que antes de lanzarte a comprar tengas en cuenta una serie de consejos prácticos para disponer de ropa adecuada, y que te sirva durante todo el embarazo, sin salirte del presupuesto:

  • Examina tu armario para comprobar qué prendas –vestidos, blusones, jerseys amplios camisetas elásticas…– tienen un diseño lo suficientemente holgado como para que las puedas usar a pesar del aumento de volumen. Aprovecha la ocasión para retirar toda la ropa ceñida y entallada, y guardarla aparte, dejando a mano únicamente lo que vas a utilizar.
  • Leggins. Son una opción ideal porque son cómodos y se pueden utilizar tanto en otoño e invierno con jerseys largos, como en primavera y verano con camisetas y blusones. Además, también los puedes llevar debajo de vestidos y faldas cortos, y aprovechar así para seguir poniéndote los vestidos cortos de talle alto mientras la barriga lo permita.
  • Ropa deportiva. Si tienes pantalones deportivos con cintura elástica, te servirán durante los primeros meses de embarazo para estar cómoda en casa, salir a pasear, o hacer ejercicio.
  • Vestidos largos sueltos. Si te gustan y forman parte de tu guardarropa estás de suerte, porque son comodísimos, sobre todo en verano, y te permiten seguir con tu look habitual sin incurrir en gastos extra. Además, quedan muy bien con sandalias y zapatos de tacón bajo, el calzado más recomendado para las embarazadas.
  • Pantalones y faldas. Tu abdomen crecerá paulatinamente y se te quedarán estrechos a medida que la gestación progresa. Los pantalones y faldas para embarazadas tienen cinturillas expandibles que disponen de varios ojales o tiras de licra, pero puedes seguir utilizando muchos de tus pantalones y faldas gracias a unos adaptadores que amplían la cintura de estas prendas con una tira elástica que conecta el botón y el ojal,  y que lleva un trozo de tela incorporado que cubre la zona abierta e impide que se vea la ropa interior. Con una blusa, jersey o blusón largo por encima, no se notará nada.
  • Ropa que no es premamá pero sirve para las embarazadas. Depende de la época del año y de lo que esté de moda, pero podrás comprobar que tienes a tu disposición diversas prendas que no están destinadas a las embarazadas, pero que éstas pueden lucir perfectamente, al menos hasta que la gestación esté muy avanzada. Presentan una ventaja adicional, y es que después del parto esta ropa te seguirá viniendo muy bien hasta que recuperes tu figura.
  • Pide prestado. Pregunta a tus hermanas, cuñadas, amigas… La ropa de embarazada se suele quedar nueva y seguro que alguna mujer cercana a ti que ya ha estado embarazada tiene tu misma talla o similar, y te puede prestar algunas prendas. El préstamo también te puede sacar de un apuro si te surge un compromiso –como una boda– y no quieres gastarte un dineral en un traje que probablemente no volverás a ponerte.
  • Complementos. Son muy importantes en una etapa en la que seguramente dispondrás de un vestuario mucho más limitado. Bisutería, pañuelos, fulares, cinturones, chales… dan un toque distinto que hará que tu indumentaria parezca más variada. 

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

Salud en cifras

52,4%
se ha reducido la concentración espermática en los hombres occidentales en los últimos 40 años
'Fuente: 'Human Reproduction Update''

PUBLICIDAD