PUBLICIDAD

Catarro o gripe en el embarazo: cómo tratarlo
Un catarro o una gripe durante el embarazo pueden generar dudas, como si afectan al feto, o con qué medicamentos se pueden tratar. Descubre qué hacer para prevenir estas infecciones en la gestación y cómo aliviar sus síntomas.
Escrito por Diana Oliver, Periodista especializada en mascotas, maternidad e infancia y vida sana

Resfriada en el embarazo: qué medicamentos puedes tomar

Cómo prevenir y tratar el catarro o la gripe en el embarazo

Es casi inevitable que durante el embarazo nos enfrentemos a algún tipo de proceso vírico como el resfriado común, sobre todo en otoño e invierno, la época de mayor prevalencia. La gripe también es la gran protagonista de la época invernal, una dolencia que preocupa más en las mujeres embarazadas –por el mayor riesgo de ingreso y complicaciones asociadas–, los enfermos crónicos y los ancianos.

En el caso de la gestación, lo más recomendable es la vacunación de la futura madre, pero si no ha sido posible, para aliviar los síntomas de la gripe, al igual que los del resfriado común, es importante no automedicarse y controlar los fármacos que se consumen, ya que pueden afectar al desarrollo del feto.

Catarro o gripe en el embarazo: evita la automedicación

Tanto en el caso del resfriado común, como de la gripe, no existe un fármaco que cure estos procesos, tan sólo encontramos medicamentos que pueden aliviar los síntomas habituales como son el dolor de garganta, la fiebre o la mucosidad. Cuando la mujer embarazada se enfrenta a este tipo de dolencias puede tener dudas en torno a qué medicamentos son seguros durante la gestación para mitigar dichos síntomas.

Catarro o gripe en el embarazo: evita la automedicación
En caso de fiebre durante la gestación, evita automedicarte y acude a tu médico.

En cuanto a si debes acudir al médico si tienes síntomas catarrales o gripales, Ainhoa Azuara, matrona en Atención Primaria y vocal de la Asociación de Matronas de Madrid (AMM), explica a Webconsultas que si una embarazada padece un proceso vírico, y con mayor celeridad si presenta fiebre, “debe ser valorada por su médico de referencia con el fin de poder hacer un diagnóstico claro y descartar la existencia de otra patología asociada, ya que las probabilidades de desarrollar complicaciones derivadas de la gripe son mayores durante el embarazo”.

La matrona incide en que no se debe tomar ninguna medicación sin antes consultar a un profesional sanitario “independientemente del momento de la gestación en que se encuentre”, debido a los daños que puede producir en el feto el empleo de algunos medicamentos.

Y es que, un gran porcentaje de fármacos pueden llegar al feto a través de la placenta, de igual forma que lo hacen los alimentos o el oxígeno, y perjudicar su normal desarrollo, o incluso, en los casos más graves, provocar su muerte. Los riesgos dependen en gran medida del grado de madurez del feto, aunque los expertos señalan que son aún mayores durante las ocho primeras semanas.

Medicamentos para aliviar los síntomas catarrales o gripales en la embarazada

Para afrontar un proceso catarral o gripal en esta etapa, Miriam Al Adib Mendiri, ginecóloga y obstetra, explica a Webconsultas que todo medicamento, hasta el más seguro, tiene sus posibles efectos secundarios, por lo que solo deben ser tomados en casos de verdadera necesidad. “La mayoría de los fármacos utilizados en el embarazo no tienen estudios suficientes para clasificarlos como seguros al 100% para el feto. Se considera que los más seguros son los que según la agencia estadounidense de la Administración de Alimentos y Medicamentos (conocida por sus siglas en inglés, FDA), pertenecen a la categoría A. Éstos son aquellos que tienen estudios controlados realizados en mujeres embarazadas que han demostrado no aumentar el riesgo de anormalidades fetales en ningún trimestre del embarazo”, matiza Miriam.

Sin embargo, dado que de categoría A hay muy pocos medicamentos, añade la experta que los profesionales sanitarios utilizan con frecuencia, por considerarlos bastante seguros, los de la categoría B: “Los de esta categoría B son utilizados a menudo porque tienen estudios realizados en animales demostrando que no hay evidencia de daño en el feto, pero, no hay estudios adecuados y bien controlados realizados en mujeres gestantes”.

Medicación para la gripe estando embarazada
Antes de tomar un fármaco para la gripe durante el embarazo conviene valorar los riesgos y beneficios.

Dado que la gripe y el resfriado son cuadros víricos autolimitados, y no hay medicamentos destinados a matar el virus, todo tratamiento irá enfocado a aliviar los síntomas y siempre hay que valorar los riesgos-beneficios junto a nuestro médico. El paracetamol, perteneciente a la categoría B, suele ser la opción de analgésico más segura y el fármaco de elección en estos casos. Vuelve a insistir la ginecológoca que si los síntomas son muy molestos, se puede tomar de manera puntual sin que tenga por qué tener ninguna consecuencia negativa, pero que actualmente no hay ningún medicamento completamente seguro.

Añade que si con la gripe se tiene congestión nasal se pueden administrar corticoides tópicos nasales. Advierte, eso sí, que los vasoconstrictores están contraindicados en las embarazadas. En cuanto a los antihistamínicos, la ginecóloga señala que “la FDA clasifica la Clorfeniramina, Cetirizina y Loratadina como fármacos de categoría B, al igual que los AINEs, en la misma clasificación. Los antiinflamatorios no esteroides también son de categoría B pero sólo hasta las 30 semanas, ya que a partir de entonces pasan a categoría D, siendo perjudiciales”.

Fármacos y hierbas poco seguras durante el embarazo

Entre los medicamentos menos seguros para afrontar un proceso catarral o gripal en esta etapa, y según la recomendación de la agencia estadounidense de la Administración de Alimentos y Medicamentos (conocida por sus siglas en inglés, FDA), se encuentran los antiinflamatorios no esteroideos, como el diclofenaco o el ibuprofeno. Es especialmente importante, según la FDA, evitar este último analgésico antes de la octava semana de embarazo por el riesgo de aborto espontáneo, según señalan los últimos estudios disponibles.

Fármacos y hierbas poco seguras durante el embarazo
Aunque se usan con frecuencia hay muchas infusiones que no son seguras en esta etapa.

Recuerda que, en caso de dolor o fiebre, fármacos como los antibióticos no son efectivos contra los virus, por lo que independientemente de que exista embarazo, o no, habría que evitarlos.

Señala Ainhoa Azuara que, además de los medicamentos contraindicados durante la gestación, hay algunos tipos de hierbas o infusiones que podrían no ser seguras. Así lo afirma también la Food Standards Agency, la agencia de normas alimentarias de Reino Unido, que advierte acerca de la escasa información con evidencia científica sobre la seguridad del té o de las infusiones durante el embarazo que en ocasiones se emplean para aliviar estos síntomas, por lo que consideran que lo más recomendable es tomarlas con moderación o, en caso de duda, valorar siempre junto al profesional sanitario su consumo.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2018

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD