PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Shiatsu: presión sanadora
Conoce los beneficios del shiatsu, una técnica japonesa que basa sus beneficios en conseguir la correcta canalización de la energía vital mediante la presión en ciertos puntos clave de nuestro cuerpo.
Escrito por Inma D. Alonso, Periodista experta en salud y bienestar

Tipos de shiatsu

La presión es la base del masaje shiatsu, pero hay muchas formar de ejercerla y muchas partes del cuerpo con la que aplicarla. Por eso se diferencian varios tipos de técnicas shiatsu, en función de las partes del cuerpo mediante las cuales se ejerce la presión, como puede ser pulgares, que es la tradicional, como manos, rodillas y codos.

Como sucede en el caso de otras terapias alternativas orientales, la práctica del shiatsu en diferentes lugares del mundo hace que vayan evolucionando poco a poco dando lugar a diferentes tipos, aunque, en esencia, siga siendo la misma técnica. En el caso del shiatsu, existen tres tipos principales:

  • Shiatsu clásico

    Shiatsu clásico

    También conocido como shiatsu original. Consiste en ejercer presión con los pulgares en una serie de puntos reflejos que vienen determinados por la propia fisiología del sistema nervioso, sin tener en cuenta la teoría de los meridianos.

  • Shiatsu Zen o Keiraku

    Shiatsu Zen o Keiraku

    fundado por el maestro Masunaga, no sólo utiliza los pulgares y las manos para su práctica, sino que se emplean incluso los codos y las rodillas. En este caso, este tipo de shiatsu trabaja con todo el cuerpo y sí se centra en la teoría de los meridianos para regular, bien las carencias de energía (Kyo), bien el exceso de la misma (Jitsu), y para lograrlo se utilizan dos técnicas que son apoyar (ho) y dispersar (sha).

  • Tao Shiatsu

    Tao Shiatsu

    se considera como una evolución de la tipología anterior y está orientado a tratar problemas a pacientes con problemas crónicos.

Actualizado: 20 de Noviembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD