PUBLICIDAD

El secreto del agua micelar

El agua micelar es un cosmético que contiene unas moléculas, las micelas, que atraen la suciedad y el sebo, y limpian la piel sin agredirla ni irritarla. Te explicamos qué beneficios aporta al cuidado de tu piel.
Una joven se limpia el rostro con agua micelar frente al espejo

La mayoría de las marcas de cosmética comercializan su propia versión de agua micelar.

El agua micelar es un cosmético que atrapa la suciedad de la piel al mismo tiempo que la hidrata y tonifica. Como además está indicada para todo tipo de pieles, incluso las más sensibles, y deja una agradable sensación de frescor, no es de extrañar que cada vez sea más demandada para limpiar y cuidar la piel de la cara, y que la mayoría de las marcas de belleza hayan creado su propia versión de este producto.

El agua micelar contiene micelas, unas moléculas que tienen la capacidad de atraer las partículas de suciedad y sebo que se acumulan en el rostro, y retenerlas

El secreto del agua micelar es que contiene micelas, unas moléculas que tienen la capacidad de atraer las partículas de suciedad y sebo que se acumulan en el rostro, y retenerlas. Es muy suave, no irrita, y no deja la piel tirante ni grasienta, por lo que es un limpiador cutáneo ideal, tanto si no te maquillas como si necesitas un desmaquillador, siempre y cuando el maquillaje no sea waterproof (resistente al agua), aunque en este caso también se puede llegar a eliminar repitiendo el proceso de limpieza.

Es un producto hipoalergénico y libre de parabenes, perfumes sintéticos y alcohol, y con el que evitarás que queden residuos alcalinos cuyo pH es superior al de la piel –como ocurre con los jabones o algunos geles limpiadores–, o restos de grasa –en el caso de las leches limpiadoras– que dificultan que otros cosméticos, como una crema hidratante, un serum facial o un tratamiento antimanchas, penetren o actúen de forma homogénea.

Cómo se usa correctamente el agua micelar

El agua micelar sirve para eliminar la suciedad, la grasa y el maquillaje (excepto el waterproof) de cara y cuello, incluidas las zonas más sensibles como el contorno de ojos, párpados, pestañas y labios. Según los expertos, si eliges el agua micelar indicada para tu tipo de piel (normal, sensible, acnéica, seca…) y te la aplicas correctamente, no necesitarás utilizar ningún otro producto para limpiar la piel. En el caso de pieles mixtas o grasas, además, permite eliminar el exceso de secreción sebácea sin agredir la piel.

La forma correcta de usarla es empapar un algodón en agua micelar y aplicar sobre las zonas que deseamos limpiar mediante suaves toques, sin restregar ni arrastrar, para que las micelas cumplan su función y absorban las impurezas. No se debe aclarar con agua, pero sí se puede aplicar el hidratante habitual tras su uso, sobre todo si tu piel es seca.

Se recomienda utilizar el agua micelar por la mañana para eliminar la grasa y el sudor de la piel que se han acumulado durante la noche y dejarla lista para maquillar, y antes de acostarnos para retirar el maquillaje y la suciedad; pero también se puede usar a lo largo del día para refrescar la piel, por ejemplo después de una sesión en el gimnasio, o un paseo por la playa. También es conveniente limpiar la piel con agua micelar antes de someterse a un tratamiento de belleza o antiedad, o de aplicarse un producto hidratante, porque favorece la absorción de otros cosméticos, mejorando su eficacia.

El precio del agua micelar depende de la marca, del tamaño del frasco, y de los principios activos incorporados al producto según el tipo de piel para el que esté indicado, pero puedes encontrar marcas blancas a partir de tres o cuatro euros, aunque las marcas de cosméticos más conocidas pueden costar alrededor de 20 euros.

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Miguel Pita
El experto en genética Miguel Pita explica cómo influye nuestro ADN en nuestro comportamiento y preferencias. Foto @CarlosGivaja.

Miguel Pita

Doctor en Genética y Biología Celular, y autor de 'El ADN dictador'
"Estamos más determinados genéticamente de lo que nuestro cerebro quiere reconocer, porque hemos perdido la capacidad de vernos como animales, pero si nos fijásemos en otros animales observaríamos que en su programa genético llevan escritos muchos instintos que condicionan su conducta"

Salud en cifras

x2
multiplica el riesgo de mortalidad prematura la gota no controlada
'Fuente: 'Dr. Fernando Pérez-Ruiz, jefe de grupo de investigación del Instituto Biocruces''

PUBLICIDAD