Champú morado, cómo usarlo para lucir un rubio perfecto

El champú morado es un cosmético con pigmentos que ayuda a mantener los cabellos con canas, los rubios, y hasta los morenos, con el color deseado y sin amarillear. Descubre cómo usarlo para sacarle el máximo partido.
Champú morado

Actualizado: 2 de agosto de 2021

El rubio es un color que nunca pasa de moda, pero son muchos los que se lo piensan a la hora de teñirse porque requiere muchos cuidados. Sin embargo, existe un aliado para mantener el color de tu cabello como si acabaras de salir de la peluquería, se trata del champú morado o champú violeta, ¿los conoces?

Seguro que has oído hablar de ellos, pues muchas marcas se han lanzado a comercializar los champús de este color, un producto que antes solo se veía en peluquerías y salones de belleza y que se usaba tras el tinte para matizar los colores. Ahora puedes tener este producto en tu propio baño, pero es importante usarlo bien, pues de no hacerlo puede ser peor el remedio que la enfermedad, llegando incluso a dejarte el pelo como el de un trol.

Los champús morados o violetas contienen pigmentos de estos colores que, al ser opuestos en la gama cromática, bloquean el amarillo apagado

Según nos ha explicado María Baras, peluquera y estilista del salón Cheska, el champú morado es un cosmético con un pigmento de ese color que tiene la capacidad de cambiar el tono del pelo, contrarrestando los tonos amarillentos en los rubios, e incluso también en los tonos castaños que tienen un reflejo anaranjado. Los pelos canosos o blancos también pueden beneficiarse del matiz que ofrece este producto capilar.

Champú morado para rubias

Y es que con el sol, el agua de las piscinas o del mar, e incluso con los hábitos de lavado, los pigmentos del cabello pueden llegar a tornarse de un color verdoso, anaranjado, o el conocido como rubio pollo. Todo esto ocurre porque el tinte se va oxigenando y oxidando, algo que se puede evitar con los champús violetas, que al ser tonos opuestos en la gama cromática bloquean el color amarillo.

Instrucciones de uso del champú morado

Pero, ¿cómo se usa el champú morado? La respuesta dependerá del producto que tengas entre manos. En general, es un champú que se debe usar una o dos veces a la semana tras limpiar el pelo con nuestro champú habitual. El tiempo de actuación dependerá del producto, pero en la mayoría de ocasiones no debe mantenerse en el cabello más de 5 minutos, y después del tiempo establecido deberás aclararlo muy bien, pues pueden quedar restos de color violeta en el pelo y en el cuero cabelludo.

Si solo usas el champú morado para matificar las puntas puedes dejártelo 15 minutos, si no, con cinco será suficiente, aumentando la frecuencia de uso

Cristina Carvajal, experta en cosmetología y dermofarmacia, explicó en su cuenta de instagram que estos productos se deben usar entre 5 y 20 minutos, pues “si lo dejas más tiempo favoreces que los pigmentos se depositen algo mejor; suelen indicar 5 minutos porque si lo usas también en el cuero cabelludo no es recomendable superar este tiempo. Conclusión: si solo matificas puntas puedes dejártelo 15 minutos mejor, si no, 5 minutillos y aumentar la frecuencia de uso”.

Champú morado, cómo usarlo

Este tipo de productos pueden tender a resecar la fibra capilar, por lo que también se recomienda que se utilice una mascarilla o un acondicionador posteriormente para hidratar el pelo. En cualquier caso la peluquera María Baras nos hace hincapié en que el consejo de tu peluquero estilista o colorista es fundamental, pues ellos sabrán orientarte en función del producto y de las necesidades de tu cabello.

Riesgos del usar (mal) el champú morado

Aunque puede dar a nuestro cabello el todo ideal que queremos, los champús morados o violetas también pueden acabar estropeándolo, si no se emplean de forma adecuada. Abusar en la frecuencia de uso de este cosmético, especialmente en el pelo canoso o rubio claro, puede hacer que adquiera un cierto tono violáceo.

Usos del champú morado

Además, como ya hemos destacado anteriormente, también puede resecar la fibra capilar, y hacer que el cabello parezca mucho más seco y quebradizo. Por ello, es muy importante hidratarlo bien después del ritual morado, para que así pueda recobrar su elasticidad.

Por último, la dermatóloga Rosa Taberner, alerta en su blog que un mal uso de estos productos pueden producir el llamado ‘signo del iceberg’, una coloración azulada en las queratosis actínicas del cuero cabelludo. “Estos champús contienen diferentes pigmentos como el acid violet 43 (CI 60730) que le confiere un intenso color azul, además son productos son muy densos que necesitan un abundante aclarado (así lo indican en las instrucciones de uso), por lo que quizás un aclarado deficiente pueda favorecer la aparición de este fenómeno. Esta coloración desaparece, de forma completa o parcial, si frotamos de forma intensa con alcohol". 

Creado: 14 de mayo de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD