Radiofrecuencia facial, beneficios del Indiba para tu piel

Conoce los beneficios de la radiofrecuencia facial para tu piel, donde Indiba destaca como una de las técnicas no invasivas más efectivas desde la primera sesión para retrasar el envejecimiento, combatiendo arrugas o celulitis.
Radiofrecuencia facial

Actualizado: 17 de noviembre de 2022

Cada vez prestamos más atención al cuidado de la piel porque así conseguiremos retrasar los signos del envejecimiento y mantener un aspecto joven y saludable. Para ello, además de seguir una rutina de limpieza diaria, con una correcta hidratación y el uso de protector solar, podemos complementar su cuidado con tratamientos en cabina no invasivos. Uno de ellos, y quizás el más conocido, es el Indiba, un tipo de radiofrecuencia indolora que promete grandes resultados desde la primera sesión, pero ¿qué es y cómo funciona? Te lo contamos todo.

PUBLICIDAD

Según explican desde la propia página web de la marca española, Indiba, es una herramienta que utiliza una corriente electromagnética enviada al cuerpo a través de electrodos a 448 kHz de radiofrecuencia y que lleva más de 36 años en el mercado. Este tipo de corriente hace que la temperatura aumente, lo que provoca una respuesta natural de reparación, regeneración y defensa del cuerpo.

Indiba es el acrónimo de Investigación División Barcelona, la empresa catalana que lo desarrolló en 1983. Su uso entonces era médico, pero ahora además engloba tratamientos de belleza, salud, bienestar y veterinaria.

Indiba es una técnica que utiliza una radiofrecuencia de 448 kHk para retrasar el envejecimiento de la piel, y tratar lesiones y problemas de vascularización, como las hemorroides

Un estudio del Dr. Alejandro Ubeda y su equipo del Hospital Universitario Ramón y Cajal ha descubierto que ese tipo de frecuencia a 448 kHz es efectivo en la estimulación de células madre. “También se realizaron pruebas en ciertos tipos de células cancerosas in vitro, donde se descubrió que el número de estas células disminuía, pero no así el número de células normales, convirtiéndolo en un proceso seguro de utilizar en humanos y, por lo tanto, también en animales”, explican en su web.

PUBLICIDAD

Beneficios y usos del Indiba para tu piel

Y es que, la radiofrecuencia, puede ser usada tanto en la piel de la cara como en la del resto del cuerpo y, según estos resultados, también podría ser segura en animales, no por estética, sino por salud, pues este tipo de terapia va mucho más allá. Para entenderlo, hay que conocer los principales efectos biológicos que tiene el Indiba, según la propia marca:

  • Vascularización: esta acción ocurre cuando la intensidad de la frecuencia es moderada y la temperatura igual. Con ello se consigue que aumente el flujo sanguíneo profundo, proporcionando más oxígeno y nutrientes para que se produzca la reparación de las células.
  • Hiperactivación: se da cuando se trabaja a temperaturas altas, que generan un aumento del volumen y de la intensidad del flujo sanguíneo profundo. Es la que se utiliza en las cabinas de estética.

    PUBLICIDAD

  • Bioestimulación en lesiones: cuando se trabaja a intensidades sin calentamiento se produce una bioestimulación que es beneficiosa en las primeras etapas de una lesión, ayudando a la recuperación a través de la vía inflamatoria y aliviando el dolor. Este es uno de los usos que tiene en las terapias de animales, como perros o caballos.

La Dra. Pilar de Frutos, cirujana plástica y experta en medicina estética, nos ha contado que “la radiofrecuencia Indiba es un tratamiento que trabaja con ondas de baja frecuencia. De esta forma, se consigue una oxigenación de los tejidos cutáneos activando el flujo sanguíneo y produciendo así un incremento del colágeno y la elastina de la piel. Todo esto permite que los tejidos se activen, consiguiendo como resultado la mejora en la elasticidad de la piel, reducción de la celulitis, e incluso de pequeñas arrugas”.

Sesión de radiofrecuencia facial

Por su parte, Andrea Serrano, directora de Mangata, una clínica de estética que ofrece radiofrecuencia facial, nos explica que esta técnica consigue “una piel tersa e hidratada, la estimulación de nuevo colágeno generando un efecto lifting, redefine el óvalo, reduce papada, combate celulitis y reafirma, mejora tono muscular y activa la microcirculación”. Por tanto, esta terapia se puede decir que es eficaz para:

PUBLICIDAD

No creas que la máquina que ves en tu clínica de belleza es la misma que se utiliza, por ejemplo, en caballos lesionados, sino que existen diferentes dispositivos según su función. Si es para equinos sería la máquina VET905, y para animales pequeños AH100. En el caso de las lesiones en humanos se usa Activ AT7, CT8 y CT9, y en el mundo de la belleza, que es en el que nos vamos a centrar, está Deep Beauty y Deep Care.

PUBLICIDAD

La Dra. Pilar de Frutos señala que Indiba está indicada para cualquier tipo de piel. Según los expertos la caída en la producción de colágeno de la piel se empieza a producir a partir de los 25 años, por lo que sería esta edad a la que se podría empezar a hacer este tratamiento para evitar el envejecimiento. Aun así, dependerá del estado de la piel del paciente y será un profesional el que valore su necesidad.

Cómo es una sesión de radiofrecuencia facial y precio

Físicamente se trata de un aparato cuyo cabezal es de metal, plano, y normalmente de forma circular de mayor o menor tamaño, según la zona a tratar; también lo hay en formato alargado en la aplicación del cuero cabelludo. Las sesiones consisten en ir pasando el cabezal por las zonas a tratar, en las que se ha aplicado previamente un gel conductor; no es necesario administrar anestesia, pues es indoloro.

PUBLICIDAD

Tal y como nos explica Andrea Serrano de Mangata, la sesión de radiofrecuencia facial se realiza con la piel limpia y exfoliada con la ayuda de sérums o cremas conductoras. El tiempo de cada una de ellas es de entre 30 y 75 minutos en función de si es facial o corporal, y su precio ronda entre los 70 y los 100 euros. En el caso corporal puede durar más tiempo, pues dependerá de la extensión de la zona a tratar.

Las sesiones de radiofrecuencia facial duran entre una hora y una hora y cuarto, y tienen un coste de entre 70 y 100 euros

En cuanto a la frecuencia de las sesiones, según nos explica la Dra. Pilar de Frutos “son necesarias 6-8 sesiones para facial una vez por semana. Luego se recomienda hacer sesiones de mantenimiento. En el caso de corporal, de 10 a 20 sesiones, una o dos veces a la semana. Y sus sesiones correspondientes de mantenimiento”. Sin embargo, todo esto dependerá siempre del asesoramiento del profesional a cargo del tratamiento, y en función del objetivo y estado en el que esté la piel.

Aun así, parece ser que los resultados en la piel son visibles desde la primera sesión y en los de remodelación corporal se manifiestan en un par de semanas. Además, al no ser un método invasivo, solo puede sentirse calor al pasar el cabezal que emite las ondas y no necesita ningún tipo de recuperación posterior, por lo que seguirás con tu vida como si nada.

Contraindicaciones de la radiofrecuencia facial

Antes de realizarse este tipo de tratamiento estético, es importante conocer algunas contraindicaciones que tiene. Lo primero, y más importante, es acudir a un centro profesional en el que un experto valore tus necesidades y si la técnica Indiba es adecuada para ti.

Los efectos secundarios del Indiba son mínimos, ya que solo pueden causar un ligero enrojecimiento de la piel por la aplicación de calor y por el roce del cabezal. Por otro lado, Andrea Serrano y la Dra. De Frutos nos advierten de que no se podrán realizar radiofrecuencia facial las personas que hayan tenido:

Desde Indiba explican que las mujeres embarazadas pueden comenzar su tratamiento justo después del parto, incluso dentro de la primera semana, pues además puede ser útil para mejorar la curación y visibilidad de las cicatrices en las cesáreas.

Interacción del Indiba con otros tratamientos estéticos

Con respecto a la interferencia de esta técnica con otros tratamientos de estética, la marca indica que, por ejemplo, en tratamientos con toxina botulínica o bótox existe un protocolo especial que indica cuánto tiempo después de las inyecciones se puede aplicar la radiofrecuencia, pero dependerá del paciente. En el caso del ácido hialurónico y otros rellenos no hay contraindicación, y se puede realizar una sesión 24 horas antes, e inmediatamente después si hay hinchazón, hematoma o dolor.

La técnica de Indiba es compatible con otros tratamientos estéticos, como los hilos tensores, microdermoabrasión, exfoliaciones profundas o láser

No obstante, advierten que, dependiendo del relleno, puede que sea necesario esperar unas dos semanas o un mes para seguir tratando el área; además, tranquilizan diciendo que “una aplicación correcta de Indiba no reducirá el efecto del relleno”. Otros tratamientos como los hilos tensores, microagujas, exfoliaciones profundas, microdermoabrasión o láser, se pueden realizar de manera combinada con la radiofrecuencia, siempre que no haya una sensibilidad extrema de la piel, o el profesional lo desaconseje.

Aunque la radiofrecuencia es compatible con el sol, los expertos recomiendan que, si se ha tratado con calor, como ocurre en los casos de estética, se evite la exposición directa a la luz solar al menos durante 24 horas para evitar posibles daños en la epidermis.

Creado: 21 de octubre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD