Autobronceador, cómo aplicarlo para un moreno natural

El moreno favorece, pero no hay que olvidar que se debe a la reacción de la piel frente al daño solar. Los autobronceadores son una alternativa saludable. Enseñamos cómo aplicarlos correctamente para lucir un tono tostado natural.
Mujeres con las piernas morenas por el autobronceador

Actualizado: 22 de julio de 2022

El bronceado de la piel sienta bien a todo el mundo, tanto es así que hay quien está horas y horas al sol, vuelta y vuelta, para conseguirlo a toda costa. Sin embargo, el precio que se paga por este tono tostado es muy alto, pues no hay que olvidar que el moreno es una reacción frente a la radiación ultravioleta (UV) del astro rey. Te proponemos una opción para tener buen color de manera sana, los autobronceadores, y te enseñamos de la mano de expertos cómo aplicarlos bien para lograr un tono tostado natural.

PUBLICIDAD

Aunque un poco de exposición solar es beneficioso para la salud, pues aporta la cantidad de vitamina D necesaria, pasarse conlleva un cambio en el ADN de las células que puede derivar en problemas como el envejecimiento prematuro de la piel, manchas como el melasma y, en el peor de los casos, cáncer de piel. Una manera de evitarlo sin renunciar a una piel morena, es tener a mano un bote de autobronceador de calidad, un producto que colorea la piel de manera temporal.

Guante para aplicar el autobronceador

Existen varios tipos de autobronceadores en función de la zona de aplicación: los hay solo para rostro, para cuerpo entero, o para zonas delicadas como codos, rodillas o nudillos. También los encontrarás en distintas texturas, como aerosol, cremas o líquido –que se distribuyen mejor porque tardan en secarse, pero tienen la desventaja de que suelen migrar hacia los pliegues–, o en espuma, que es más cómoda porque no chorrea, pero se seca rápido, por lo que hay que darse prisa en aplicarla.

PUBLICIDAD

Cómo actúa un autobronceador y cuánto dura su efecto

Si alguna vez te has preguntado cómo actúa un autobronceador en la piel, Verónica Vivas, farmacéutica experta en dermocosmética y creador del blog Cosmética real, nos explica que los autobronceadores son “tintes que colorean el estrato córneo, que es la capa externa de la epidermis. El estrato córneo está formado por unas células muertas y altamente queratinizadas llamadas corneocitos, y la queratina de estas células tiene aminas primarias que reaccionan con las cetonas del autobronceador formando una base de Schiff y produce melanoidinas, que es lo que genera el color”.

Los autobronceadores comienzan a colorear la piel a las dos o tres horas de su aplicación, aunque sus efectos definitivos aparecen a las 24 o 48 horas

Por su parte, Héctor Núñez, farmacéutico especializado en cosmética y dermofarmacia, más conocido en redes como Cosmetocrítico, expone que los autobronceadores disponibles en el mercado contienen dihidroxiacetona (DHA), ingrediente principal y responsable de la coloración en tu piel entre un 3-5%, que suele combinarse con eritrulosa, que genera un bronceado más gradual. Ambos son azúcares que no pasan más allá del estrato córneo.

PUBLICIDAD

Estos compuestos empiezan a colorear la piel pasadas unas dos o tres horas, sin embargo, el tono que se queda nada más aplicarlo se debe a unos colorantes que se añaden a la fórmula con dos finalidades: indicar a la persona por dónde se ha echado el producto, y producir una primera impresión de bronceado, que se irá yendo con los lavados para dejar paso a la verdadera coloración.

Exfoliar la piel antes de usar autobronceadores

El tono bronceado generado por estos productos no dura mucho tiempo, por lo que Héctor Núñez indica que “lo más probable es que tengas que reaplicar cada cinco días, ya que entre los días siete y 10 ya no tendrás nada de color”. Ten en cuenta que los efectos definitivos aparecen entre 24 y 48 horas tras la aplicación, por lo que si quieres estar moreno para un evento tendrás que hacerlo con antelación.

PUBLICIDAD

Ventajas y riesgos del uso de autobronceadores

Como casi todo en la vida, el uso de autobronceadores tiene pros y contras –ventajas y posibles riesgos–, que te explicamos:

  • Lucir moreno todo el año. La gran ventaja que tiene usar autobronceadores en vez de ponerse al sol es evidente, te da la oportunidad de estar moreno todo el año, incluso si eres de los que viven en una zona con un clima nublado.
  • Reducir el riesgo de desarrollar un cáncer de piel. Sin embargo, el mayor beneficio es que usando este producto se evita la exposición prolongada al sol, por lo que se reduce el riesgo de daños acumulativos en la piel y en el ADN que podrían degenerar en cáncer, manchas y arrugas prematuras.
  • No protegen frente a la radiación solar. Aun así, es importante saber que “el uso de autobronceadores no nos da protección frente a la radiación como hace el bronceado natural, pero nos proporciona ese color dorado que es lo que la mayoría busca cuando se expone”, nos cuenta Verónica Vivas. Por tanto, habrá que seguir usando protección solar y evitando que nos dé el sol en las horas centrales del día.

    PUBLICIDAD

  • Tiene un efecto de envejecimiento sobre la piel. No obstante, también hay que saber que la aplicación de este producto –que suele ser marrón y tener un olor algo desagradable– causa una reacción antes explicada, que es la formación de bases de Schiff y la generación de radicales libres, que hacen que envejezcamos, explica a Webconsultas la farmacéutica Verónica Vivas.

Usar autobronceador no nos protege de la radiación solar, por lo que habrá que seguir aplicándose protección solar y evitando la exposición directa al sol

Pero entonces, si un autobronceador también tiene una parte nociva, ¿qué elegir? Héctor Nuñez lo tiene claro “las melanoidinas presentan actividad frente a los radicales libres, pero créeme que esos radicales libres son un mal menor, ya que peor es un cáncer de piel por exposición solar intensa”. Además, Verónica Vivas añade que “este proceso no tiene mayor problema si aplicamos a posteriori una crema hidratante rica en antioxidantes, como la niacinamida”.

PUBLICIDAD

Cómo aplicar un autobronceador paso a paso

Aplicarse bien el autobronceador no es tarea sencilla y de ello depende que el resultado sea espectacular, o un verdadero desastre. La farmacéutica experta en dermocosmética Verónica Vivas nos cuenta el paso a paso para aplicar el autobronceador de manera perfecta:

  • Ilustración de cómo hidratar la piel antes del autobronceador

    Hidratación

    Los días previos a usar un autobronceador se debe hidratar bien la piel para que el producto pueda penetrar de manera correcta y el efecto dure más tiempo. Lo hacemos el día anterior, y no el mismo día, porque el DHA reacciona con las aminas primarias. Es decir, reacciona con algunos compuestos que suelen contener las cremas hidratantes, por ejemplo, con la urea, el colágeno, aminoácidos etcétera. Además, si la distribución de la crema no es homogénea queda a parches.

  • Ilustración: ducha para retirar los restos de crema antes de la aplicación del autobronceador

    Ducha

    Darse una ducha previa eliminará cualquier residuo de crema que podamos tener en la piel. De esta manera nos quitamos el problema de tener que ir analizando INCIS (Nomenclatura Internacional de Ingredientes Cosméticos) en busca de sustancias con aminas.

  • Ilustración: exfoliar la piel antes de aplicar el autobronceador

    Exfoliación

    Este paso es importante porque el acumulo de células muertas puede dar lugar a que quede a parches. Para ello puedes usar un guante de exfoliación, como los que encuentras en los supermercados. Realiza movimientos circulares e insiste en las zonas más problemáticas, como codos, rodillas y nudillos.

  • Secar bien la piel antes del autobronceador

    Secado

    La piel tiene que estar perfectamente seca para que la concentración de producto y su distribución sean totalmente uniformes.

  • Aplicación de crema en rodillas y nudillos antes del autobronceador

    Aplicar crema en codos, rodillas y nudillos

    En estas zonas se suele acumular el producto y dar una coloración más oscura. Hay dos opciones: o se aplica en la zona una crema previa para que el producto no se acumule, o se usa un producto diseñado exprofeso para dicho fin, como una bruma.

  • Ilustraciñón: Extender bien el autobronceador

    Extender bien el autobronceador

    La aplicación del producto se realiza por zonas con movimientos circulares hasta su completa absorción. Es mejor hacerlo con calma y tomarse el tiempo necesario. También hay guantes para hacerlo y evitar que las manos puedan teñirse.

  • Tiempo de espera tras la aplicación del autobronceador

    Dejar que seque el tiempo necesario

    Fíjate en qué pone en el envase del autobronceador, ya que ahí te indicará el tiempo que debes esperar a que se seque. Aunque suele empezar a colorear la piel a las dos horas, el resultado final se apreciará a las 24-48 horas. Recuerda evitar moverte y sudar todo lo que puedas, además de ponerte ropa vieja por si se mancha, nada de tejidos blancos.

Héctor Núñez añade unas advertencias “las pieles con fototipos II y III obtienen resultados mucho más naturales que los fototipos muy claros; además, el subtono de tu piel también puede mejorar el resultado, si tienes un subtono dorado conseguirás un mejor resultado que los que tenemos subtonos rosados o cetrinos, debido a que el color resultado de la DHA es amarillo. Recuerda que, aunque sigas estos trucos para un autobronceado perfecto, tu propia piel va a determinar el resultado. También debes recordar que si tienes el vello corporal claro la DHA va a reaccionar también con tu pelo dando un color anaranjado”.

Cómo quitar el autobronceador mal aplicado

Aunque los autobronceadores son temporales –hemos dicho que no suelen durar más de cinco días–, hay veces que puede parecer una eternidad si te ha quedado mal, o a parches. En estos casos de urgencia se puede recurrir a los productos específicos para retirar el autobronceador que, tal y como cuenta Héctor Núñez, están formados por tensioactivos y un pH alcalino que favorece el desprendimiento de los corneocitos y la eliminación del color.

Verónica Vivas explica que si no se tiene acceso a este producto se deberá optar por la forma tradicional de hacerlo desaparecer, que es aplicando exfoliante dos veces o, en casos más extremos, con un truco casero que consiste en mezclar bicarbonato sódico en agua y dejar que actúe durante cinco minutos en la piel para después lavarlo con agua y jabón.

Héctor explica que “La solución de bicarbonato, al tener un pH de 9-10, provocará el hinchamiento de los corneocitos, lo que debilita el estrato córneo y permitirá que los eliminemos más fácilmente al frotar. Si con el bicarbonato no te ha hecho nada, prueba con un oxidante como el agua oxigenada y aplícala con un algodón en las zonas coloreadas. Irás viendo cómo disminuye la intensidad del color. Acláralo cuando llegue a la intensidad deseada”.

Si lo que se ha decolorado son las uñas también puedes usar agua oxigenada para devolverles su color natural. Ambos expertos coinciden en que estos procedimientos dañan la barrera de la piel, por lo que solo se deben usar como último recurso.

Creado: 22 de julio de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD