Parabenos, ¿son peligrosos para la salud?

Los parabenos o parabenes se usan como conservantes en cosméticos, alimentos y fármacos. Aunque están autorizados, se cuestiona si podrían ser perjudiciales para la salud a largo plazo. Te contamos por qué.
Parabenos en cosméticos, ¿son peligrosos?

Actualizado: 21 de junio de 2021

Seguro que has oído hablar de los parabenos o parabenes, unas sustancias químicas que se emplean como conservantes en todo tipo de productos de uso cotidiano, desde el dentífrico, el desodorante o el gel de ducha, hasta cosméticos como el maquillaje, la laca de uñas, o cremas hidratantes para cara y cuerpo. Su mala fama ha hecho que el libre de parabenos o parabens free sea el reclamo publicitario más de moda en los últimos tiempos. Os contamos qué son y si realmente son tan peligrosos para la salud como se dice.

Además de en la cosmética, también se utilizan en la industria alimentaria añadiéndolos a patés o en las bolsas de snacks, por ejemplo, porque previenen el desarrollo de hongos y levaduras, y se pueden encontrar en la composición de algunos fármacos (jarabes, antiácidos, antibióticos, fungicidas vaginales…). Te puede sorprender saber que los parabenos también se producen de forma natural en algunas frutas y verduras, como son las zanahorias, pepinos, arándanos, cerezas y cebollas.

Los fabricantes los usan porque constituyen una manera económica de proteger sus productos frente a infecciones de microorganismos, y se estima que entre el 70 y el 90% de los cosméticos incluyen parabenos en su composición, con nombres como: benzylparaben, butylparaben, ethylparaben (E214), isobutylparaben, isopropylparaben, methylparaben (E218) o propylparaben (E216).

Aunque el uso de parabenos está aprobado por las autoridades sanitarias europeas y españolas, que los consideran seguros para la salud porque el organismo humano es capaz de metabolizarlos y eliminarlos sin que resulten tóxicos, desde hace un tiempo se está cuestionando si un consumo excesivo de estos compuestos podría tener consecuencias perjudiciales a largo plazo, y algunos distribuidores se han comprometido a eliminar los parabenos de sus productos cosméticos.

Posibles riesgos de los parabenos

Por el momento se carece de pruebas concluyentes que demuestren que los parabenos sean nocivos para la salud, y en la actualidad son tantos los productos de uso cotidiano que contienen estos compuestos –normalmente acompañados por otras sustancias químicas–, que el problema podría residir en su acumulación y uso constante y prolongado, mientras que una aplicación resultaría inocua.

Fue en 2004, cuando saltó la alarma, después de que unos investigadores de la University of Reading de Edimburgo analizaron tejidos cancerosos procedentes de biopsias realizadas a mujeres con cáncer de mama, y encontraron que en el 90% de estas muestras había rastros de parabenos o parabenes. Sin embargo, estudios posteriores no pudieron relacionar estos productos con dicha neoplasia, pero la noticia y el miedo ya se habían extendido como la pólvora.

Aunque no hay estudios concluyentes que demuestren que los parabenos sean nocivos para la salud, algunos distribuidores ya se han comprometido a eliminarlos de sus productos cosméticos

El principal miedo que tiene la gente hacia este químico, un problema que en algunos ha derivado en parebenoia (fobia a los parabenos), es que se había dicho que podrían ser disruptores endocrinos, es decir, sustancias con estructuras químicas similares a algunas hormonas que si se se está expuesto o se consumen en grandes cantidades podrían confundir al organismo, pensándose que son hormonas reales, y alterando el equilibro hormonal.

Sin embargo, un estudio realizado por miembros de la Universidad Técnica de Dinamarca encontró que a pesar de la alta absorción total de parabenos y metabolitos en la piel, se puede recuperar pocos parabenos intactos en sangre y orina. Por tanto, no se ha encontrado evidencia científica suficiente para corroborar esta relación entre problemas hormonales y parabenos.

Parabenes, ¿son peligrosos para la salud?

Parabenos prohibidos por la Unión Europea

En 2014 la Unión Europea prohibió cinco parabenos: isopropylparaben e isobutylparaben. y otros menos usados como phenylparaben, benzylparaben o pentylparaben. Por su parte, la legislación actual permite los parabenos en una concentración de 0,4% si se trata de un único producto, o 0,8% si contiene varios parabenos mezclados. Pero si a diario utilizamos varios productos de higiene y cosméticos, y todos incluyen estos compuestos, podríamos estar superando los límites considerados aconsejables.

Ciertos síntomas como dermatitis de contacto, picor, inflamación o enrojecimiento de la piel, o sensación de sequedad tras la ducha, podrían ser una reacción frente a los parabenos, pero no siempre es así, por lo que puedes probar a utilizar productos libres de estos conservantes durante un tiempo para ver si notas alguna mejoría.

Creado: 10 de diciembre de 2013

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD