PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición e hipertensión
Uno de cada cuatro adultos padece hipertensión. Te proponemos una serie de recomendaciones para controlarla por medio de una dieta saludable, con especial cuidado a la reducción de la sal en tus comidas.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Diferentes maneras de cocinar los alimentos para hipertensos

Uno de los mejores métodos a la hora de preparar los alimentos si se es hipertenso es el de cocinar sin sal añadida.

Cuando se sufre de hipertensión o se cocina para algún familiar que la tenga, también es conveniente evitar al máximo el consumo de guisos y estofados con excesiva cantidad de grasa, así como alimentos fritos (empanadillas, san jacobos, etcétera), además de prescindir de los alimentos rebozados.

A la hora de cocinar hay que elegir carnes y pescados a la plancha, asados, al horno, en papillote (envueltos en papel de plata con verduras en su interior), hervidos o cocinados al vapor.

Si tenemos que decidir entre cocinar un alimento al vapor o hervirlo, sería mejor la primera opción, puesto que así la comida conserva su sabor natural, siendo innecesario sazonar.

Alternativas a la sal para dar sabor a las comidas

También podemos utilizar distintos condimentos o especias para sazonar nuestras comidas, sin recurrir a la sal, resultando así más apetitosas:

  • Hierbas aromáticas: laurel, tomillo, comino, orégano, perejil, albahaca, hinojo, etcétera.
  • Especias: pimentón (dulce o picante), azafrán, pimienta (negra, blanca…).
  • Ácidos: zumo de limón, vinagre de manzana, vino o similares.
  • Aliáceos: ajo, cebollino, cebolla, cebolleta, chalota, puerro.
  • El vinagre y el aceite de oliva pueden ser macerados con diferentes hierbas aromáticas.

Actualizado: 14 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD