Comino, el condimento que favorece la digestión
El comino es un condimento que se añade a guisos y salsas como el curry pero, además, es una planta medicinal que facilita la digestión y ayuda a evitar los gases, a bajar los triglicéridos o a adelgazar, entre otras aplicaciones.

Qué es el comino, dónde se encuentra y principios activos

Actualizado: 6 de julio de 2020

El comino es una planta muy útil, que nos brinda un amplio abanico de aplicaciones terapéuticas, que se suman a su valor culinario indiscutible. Al parecer, su origen hay que rastrearlo en los musulmanes, que trajeron esta planta a Europa desde el Alto Egipto, y que debió ser muy abundante en muchos puntos de la península, como Andalucía. Su supuesta abundancia explica que se la considerara casi omnipresente, como una hierba a la que no se presta atención por lo común que llega a ser. De ahí pudo proceder la conocida expresión “me importa un comino”, dando a entender el escaso o nulo interés que una determinada cuestión suscita a uno. Pero no solo el comino ha sido merecedor de trato tan injusto, también el bledo, el pimiento o el rábano, por el mismo motivo, han sido incluidos en la misma expresión.

Sin embargo, como veremos, detrás de ese ninguneo el comino esconde múltiples usos y aplicaciones, no solo en diversas recetas tradicionales, sino también para nuestra salud.

Cómo es y dónde se encuentra el comino 

El comino Cuminum cyminum L. es una planta de la amplia familia de las umbelíferas, emparentada por tanto con la alcaravea, el hinojo, el perejil, el anís verde o el eneldo, con las que comparte algunas de sus potencialidades medicinales.

Comino

Se trata de una planta vivaz, de entre 30 y 60 cm de alto, muy ramificada, con las hojas partidas en largos segmentos lineales, parecidas a las del hinojo, y diminutas flores blanquecinas o rosadas, agrupadas en umbelas planas. El fruto es de forma oblonga, piloso, de no más de 6 mm de largo. Es una planta muy olorosa, que impregna el ambiente con su fragancia cuando la restriegas entre las manos. Florece de mayo a julio, y con fines medicinales y culinarios se aprovechan los frutos, tan fragantes como toda la planta y el aceite que se obtiene de ellos.

Es originario del norte de África, el este del Mediterráneo (Palestina, Siria) y el mar Negro. Se ha cultivado en Egipto, Etiopía y en Oriente Medio, aunque hoy día los principales productores son China, India, Irán e Indonesia, donde esta especia es muy estimada, y se exporta a países que son destacados consumidores de la misma, como México, Tailandia, Alemania o los Estados Unidos. También se había cultivado en España, donde hoy día su cultivo ya no es tan frecuente, pero su consumo sigue siendo importante. No hay que confundirla con otra planta, conocida sobre todo en Sudamérica también como comino, y que es la nigella, con la que ni siquiera está emparentada. Y tampoco con el comí de prat en catalán, que es la alcaravea.

Principios activos del comino

Los frutos del comino emanan un aroma intenso, picante, penetrante, que queda matizado cuando se tuestan en seco. Como otros frutos de umbelíferas, son especialmente ricos en aceite esencial, que es la parte activa que le otorga sus principales virtudes curativas.

Comino

Los principios activos del comino quedan resumidos a continuación:

  • Aceite esencial, con porcentajes destacados de cuminaldehído, terpenos como pineno y terpineol, beta-pinenos, p-cimeno. 
  • Ácidos grasos (palmítico y petroselínico).
  • Flavonoides, derivados del luteolol y el apigenol.
  • Resinas.
  • Mucílagos.
  • Taninos en la corteza del fruto.
  • Sustancias proteicas (hasta un 20%).
  • Vitaminas del grupo B.

Cuadro nutricional del comino (por cada 100 g de producto)

Calorías

415 kcal

Proteínas

17,85 g

Carbohidratos44,20 g
Grasas22g (en su mayor parte insaturadas)
Fibra10,5 g
Potasio1756 mg
Sodio168 mg
Calcio912 mg
Hierro58 mg.
Vitamina B10,628 mcg
Vitamina B2

0,323 mcg

Creado: 3 de julio de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD