PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Nutrición y enfermedades neurodegenerativas
Te contamos qué nutrientes nos pueden ayudar a mantener la salud de las estructuras nerviosas implicadas en el desarrollo de enfermedades neurodegenerativas como la esclerosis, el alzhéimer o el párkinson.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Alimentos recomendados en enfermedades neuronales

En los países industrializados se está produciendo un envejecimiento progresivo de la población. La esperanza de vida es cada día mayor, y esto lleva consigo la mayor aparición y mantenimiento durante más años de diversas patologías crónicas. Se habla de que un porcentaje cercano al 20% de la población sufrirá alguna enfermedad neurodegenerativa. Las más frecuentes son: esclerosis múltiple, enfermedad de Parkinson, esclerosis lateral amiotrófica y enfermedad de Alzheimer.

Estas patologías están caracterizadas por un daño progresivo e irreversible en el tejido nervioso que va mermando las capacidades de la persona que lo padece. Parece, en este caso, que todos aquellos nutrientes, hábitos o efectos que puedan relacionarse con el adecuado mantenimiento de las estructuras nerviosas (células nerviosas o neuronas, conexiones neuronales, paredes celulares, etcétera) podrían ser beneficiosos a la hora de una posible prevención en la aparición de estas dolencias o de un enlentecimiento en el avance de la sintomatología, una vez ya diagnosticada la enfermedad.

En cualquier caso, existen actualmente varias líneas de investigación que arrojan resultados concluyentes: no es fácil etiquetar a nutrientes por separado con un efecto beneficioso o dañino, sino que es el conjunto de toda la dieta junto con unos hábitos globales de vida saludables, un correcto estado nutricional y una base genética que nos sea propicia lo que contribuye a una buena salud neurológica.

Alimentos recomendados en enfermedades neuronales

Si hacemos una revisión de los alimentos que contienen sustancias beneficiosas a nivel neuronal, vemos que son muchos y que pertenecen a casi todos los grupos de alimentos: cereales, leguminas, hortalizas, frutas, aceites de semillas, frutos secos, carne, pescado, lácteos, huevo, hígado, verduras de hoja, levadura de cerveza, pescado azul, etcétera.

Por ello se puede concluir que no hay un listado de alimentos recomendados y no recomendados en estas situaciones, sino más bien, un estilo de vida saludable que incluya un consumo razonable de estos productos.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD