PUBLICIDAD

Mente y emociones
Síndrome del nido vacío
Los hijos son una gran fuente de satisfacción y también de preocupación y, cuando se marchan de casa, los padres pueden sufrir lo que se conoce como ‘síndrome del nido vacío’. Te explicamos cómo afrontarlo.
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Cómo prevenir el 'síndrome del nido vacío'

Las emociones negativas asociadas a este problema no tienen por qué aparecer en todas las ocasiones ni con la misma intensidad. Estas son algunas recomendaciones que te pueden ayudar a prevenir la aparición del ‘síndrome del nido vacío’ o reducir su impacto:

  • Cuida tu relación de pareja durante toda vuestra vida. Cuando nacen los hijos, las parejas dejan de serlo para convertirse únicamente en padres/madres. Por ello, cuando sus hijos se marchan de casa pierden su rol principal en la familia. Intenta compensar la dedicación a tu pareja y a tus hijos.
  • Permite y acepta la autonomía de tus hijos como personas independientes de ti; de esta manera no sentirás la necesidad de tener que controlar lo que hacen (comen, visten, hábitos…). Esto facilitará tu adaptación al momento en el que se vayan de tu casa, pues sabrás que saben cuidarse solos.
  • Mantén siempre activos hobbies propios o intereses.
  • Que tus hijos se marchen de forma progresiva, si es posible. Por ejemplo, que empiecen por irse solo el fin de semana, después un día también entre semana, etcétera.
  • Procurar que la marcha de tus hijos no coincida con algún momento de duelo en la familia. Si es así, sería aconsejable que les sugirieses que demorasen su partida unos meses, siempre que les sea posible.

Actualizado: 8 de Abril de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

67%
de los pacientes con disfunción eréctil padece obesidad
'Fuente: 'Boston Medical Group''

PUBLICIDAD