PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Hacer ejercicio es contagioso: cómo se transmite la fiebre del running

Los hábitos deportivos se contagian por las redes sociales. Ver cuánto tiempo ha corrido un conocido o las calorías que ha quemado, puede influirnos a intentar mejorar nuestras propias marcas deportivas ese mismo día.
Corredora mirando el móvil

El carácter competitivo hace que nos motivemos a practicar running.

08 de Mayo de 2017

El refrán Dime con quién vas y te diré quién eres, ya tiene base científica. Incluso podría traducirse por Dime con quién vas y te diré cuánto corres. Según investigadores de la Sloan School of Management del Massachusetts Institute of Technology (MIT), en Cambridge (EE.UU.), las personas que tienen amigos deportistas presentan más probabilidades de hacer ejercicio físico que las personas que no tienen conocidos que sean asiduos practicantes de algún deporte. Es decir, el deporte, y más en concreto según estudio, el running, puede ser contagioso.

Por cada kilómetro adicional que consiga hacer una persona, influirá a que gente de su entorno corra ese mismo día 300 metros más de lo habitual

La clave de este contagio, según demuestra esta investigación, que ha sido publicada en la revista Nature Communications, podría estar en la exposición que se hace de la práctica deportiva en las redes sociales. Para llegar a estas conclusiones, los investigadores analizaron a más de un millón de runners de todo el mundo. Todos ellos eran usuarios de alguna aplicación móvil que permitía registrar los kilómetros, las velocidades y las calorías quemadas que habían hecho en su sesión de running para, posteriormente, poder publicarlo y compartirlo con su entorno a través de alguna red social, como Facebook o Twitter, por ejemplo. En total, los deportistas analizados corrieron más de 350 millones de kilómetros en cinco años.

El contagio deportivo se transmite en las redes sociales

Lo que los investigadores observaron fue que el hecho de saber la distancia, la rapidez y el tiempo en el que un conocido nuestro ha realizado en una sesión de ejercicio, puede motivarnos a mejorar nuestras propias marcas. Concretamente se vio que, por cada kilómetro adicional que consiga hacer una persona (y lo publique en una red social) influirá a que gente de su entorno corra ese mismo día 300 metros más de lo habitual. Asimismo, diez minutos más de entrenamiento puede motivar a que otras personas también alarguen el suyo tres minutos. Y respecto a las calorías, los investigadores observaron que, cuando una persona logra quemar 10 calorías más de lo habitual, puede motivar a que amigos suyos quemen ese mismo día 3,5 calorías más.

Se trata de un mimetismo que, según afirma Sinan Aral, coautor de dicho estudio, se da más entre hombres que entre mujeres. “En estudios previos, hemos podido observar que mientras que ellos son más influenciables por el apoyo social a la hora de adoptar conductas de ejercicio, ellas se basan más en su planificación individual”, afirma. Además, añade, “los hombres tienden a ser más competitivos (sobre todo entre ellos) que las mujeres”. De manera que, mientras que las mujeres pueden influir en ambos géneros, los hombres tienden a generar reacciones solo entre hombres.

Este estudio pone sobre la mesa la gran fuerza e influencia que pueden tener hoy en día las redes sociales. Algo que, según el especialista Aral, evidencia la necesidad de seguir investigando sobre este campo. “Puede ser que estas plataformas estén representando un impacto considerable en la evolución humana”, concluye.  

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'