PUBLICIDAD

Tercera edad
Hipocalcemia
La hipocalcemia es una enfermedad en la que los niveles de calcio en sangre están demasiado bajos. Produce síntomas neuromusculares y neuropsiquiátricos, que pueden llegar a ser graves si no se tratan.
Escrito por Miguel Vacas, Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias

Causas de la hipocalcemia

Las causas de hipocalcemia son muchas y muy variadas. A modo de resumen, se podría decir que el calcio en sangre puede estar bajo por dos motivos: 

Por que se produzca una pérdida de calcio mayor de lo normal al aumentar su eliminación a través del riñón, o bien porque dicho mineral se acumule en diferentes zonas del cuerpo en las que no puede ser aprovechado, disminuyendo así su concentración en la sangre (el calcio puede precipitar y acumularse tanto fuera como dentro de los vasos sanguíneos). 

El segundo motivo o causa por el que el nivel de calcio en sangre puede ser bajo es por una falta de aporte al organismo de este mineral, que puede deberse no solo a un consumo deficiente de calcio o de vitamina D (la cual es fundamental para que el calcio sea aprovechado), sino también a enfermedades en las que se afecta la glándula paratiroides, que es la se encarga de regular el metabolismo del calcio en el organismo. 

Por tanto, la hipocalcemia puede estar producida por lo siguientes motivos:

Pérdida de calcio desde la circulación sanguínea

  • Precipitación del calcio fuera de los vasos sanguíneos:
    • Hiperfosfatemia aguda (elevación en sangre de los niveles de fósforo): insuficiencia renal, administración de fosfatos, rabdomiolisis (enfermedad producida por necrosis muscular, que provoca la liberación a la sangre de sustancias que en condiciones normales están en el interior de las células que componen el tejido muscular), lisis tumoral (liberación masiva a la sangre de determinadas sustancias –entre las que se encuentra el fósforo– como consecuencia de la muerte de células tumorales; es una de las posibles complicaciones de la quimioterapia).
    • Pancreatitis aguda (inflamación del páncreas).
    • Metástasis óseas por determinados tumores (cáncer de mama, cáncer de próstata).
    • Síndrome de 'huesos hambrientos': se caracteriza por la aparición de niveles bajos en sangre de calcio, fósforo y magnesio. Se debe a un aumento brusco de la mineralización del hueso, y aparece típicamente en aquellos pacientes en los que se ha extirpado mediante cirugía la glándula paratiroides, que es la que regula el metabolismo del calcio y el fósforo.
  • Precipitación de calcio dentro de los vasos sanguíneos:
    • Sustancias quelantes del calcio libre: algunas sustancias pueden actuar como quelantes del calcio, es decir, se unen a éste y forman compuestos que se depositan en el interior de los vasos sanguíneos. De este modo, la cantidad de calcio libre en sangre disminuye, produciéndose hipocalcemia.
  • Pérdidas de calcio a través del riñón:
    • Utilización de determinados fármacos diuréticos.

Disminución de la entrada de calcio a la circulación

  • Alteraciones en la PTH (la paratohormona es una hormona proteica secretada por la glándula paratiroides y que participa en la función reguladora del metabolismo del calcio y del fósforo. La elevación de la PTH provoca hipercalcemia (aumento de la concentración del calcio en sangre), mientras que su déficit causa hipocalcemia:
    • Déficit de PTH:
      • Hipoparatiroidismo congénito (déficit de PTH presente desde el nacimiento): entre las enfermedades genéticas que producen hipoparatiroidismo congénito destaca el síndrome de DiGeorge.
      • Hipoparatiroidismo adquirido (se adquiere durante la vida, no está presente desde el nacimiento): posquirúrgico (después de cirugías del cuello), autoinmune, enfermedades infiltrativas (tumores), enfermedades de depósito (hemocromatosis, enfermedad de Wilson), VIH, irradiación con yodo, infarto de las glándulas paratiroides.
    • Alteraciones en la PTH.
    • Resistencia a la acción de la PTH (es decir, hay suficiente PTH pero el cuerpo no responde a ella).
    • Alteraciones en el metabolismo del magnesio (tanto niveles bajos de magnesio en sangre como niveles muy altos).
  • Hipovitaminosis D (niveles bajos de vitamina D):
    • Déficit de vitamina D por baja ingesta de ésta (falta de aporte), por malabsorción intestinal o por escasa exposición a la luz solar.
    • Alteraciones en el metabolismo de la vitamina D.
    • Déficit de enzimas que intervienen en el metabolismo de la vitamina D.
  • Otras causas:

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Escrito por:

Miguel Vacas

Residente de Medicina Interna del Hospital Universitario Príncipe de Asturias
Miguel Vacas

PUBLICIDAD

Salud en cifras

39%
es la efectividad de la vacuna de la gripe para prevenir ingresos hospitalarios en personas de entre 65 y 79 años
'Fuente: 'Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP)''

PUBLICIDAD