PUBLICIDAD

Mascotas
Gastroenteritis canina
La gastroenteritis canina se manifiesta con vómitos y diarreas, y puede deberse a diversas causas como parásitos, virus, otras enfermedades, o malos hábitos alimentarios. Aprende a prevenirla y tratar sus molestias.
Escrito por Elena Romero García, Veterinaria especialista en medicina de pequeños animales

Qué es la gastroenteritis canina

La gastroenteritis canina es una causa frecuente de visita al veterinario, y se produce por una inflamación o infección de la mucosa gastrointestinal que impide una correcta digestión y absorción de los alimentos.

Los vómitos y las diarreas son síntomas de gastroenteritis canina y pueden deberse a múltiples etiologías como los parásitos, los virus intestinales como la parvovirosis, los malos hábitos alimentarios, o neoplasias, por ejemplo. Pero también pueden desencadenarse por enfermedades de los perros que no se originan en el tracto gastrointestinal, sino en otros órganos como el páncreas, los riñones, o el hígado.

Los perros suelen presentar vómitos, diarrea y falta de apetito. La fiebre, depresión, y la deshidratación aparecen en fases más avanzadas. La diarrea puede ser crónica, cuando es persistente y dura más de tres o cuatro semanas, o aguda, que es de corta duración y suele ser autolimitante. Las gastroenteritis agudas necesitan pocas pruebas diagnósticas, siendo más interesante un tratamiento sintomático, que variará en función de los síntomas que presente nuestra mascota.

El diagnóstico puede ser complicado, sobre todo cuando son diarreas crónicas, y será necesario realizar pruebas complementarias para determinar su origen. En el caso de las gastroenteritis crónicas el veterinario necesitara repasar la historia clínica del can, haciendo hincapié en las pautas vacunales y las desparasitaciones, un detallado examen físico, y una serie de pruebas.

Identificar la etiología es de suma importancia para determinar si la gastroenteritis está originada por un problema gastrointestinal primario, o es producida de forma secundaria por un problema extraintestinal, como por ejemplo el hipotiroidismo, pues el tratamiento es muy variable. En las ocasiones leves y agudas, con un manejo dietético y apoyo farmacológico será suficiente. La prevención pasa por una correcta desparasitación y vacunación anual, junto con unos buenos hábitos alimentarios. 

Actualizado: 16 de Diciembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Ingrid Ramón

Educadora canina experta en adiestramiento positivo, colaboradora con la Universidad Autónoma de Barcelona y autora del libro 'Entiende y educa a tu perro'.

Ingrid Ramón

Educadora canina y autora de 'Entiende y educa a tu perro'
“En España tenemos la idea de que solo hay que llevar al perro al adiestrador o al etólogo si hay un gran problema”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

3%
de los propietarios de una vivienda en alquiler admite que el inquilino tenga una mascota
'Fuente: 'Portal inmobiliario Idealista’ '