PUBLICIDAD

Alopecia canina
Los perros también pueden perder el pelo por diferentes causas, que a veces se asocian a una enfermedad. Descubre los tipos más importantes de alopecia canina y cómo prevenir y tratar la caída de pelaje en tu mascota.
Escrito por María Bayón Piedrabuena, Veterinaria clínica de pequeños animales

Qué es la alopecia canina y cuáles son sus causas

Actualizado: 2 de diciembre de 2019

La alopecia se define como la pérdida total o parcial de pelo, y no es un problema exclusivo de las personas, sino que nuestros perros también pueden sufrirla. De hecho, la alopecia canina tiene multitud de orígenes, y en algunos casos está relacionada con enfermedades sistémicas, por lo que la aparición de calvas puede ser un síntoma de otro problema de salud en la mascota.

La estructura del pelo del perro y su ciclo folicular

La anatomía del pelo de los perros es más compleja de lo que imaginamos. A simple vista, el pelaje consta de dos partes: la raíz y el tallo, pero microscópicamente un folículo piloso está formado por varias capas de células con distintas funciones: desde la nutrición del pelo, hasta la forma y la resistencia del mismo.

Asimismo, el pelo se acompaña de glándulas sebáceas y sudoríparas. En los carnívoros se renueva de manera cíclica y asincrónica, es decir, cada pelo puede encontrarse en una fase diferente del ciclo folicular: anagen (crecimiento), catagen (cese del crecimiento), o telogen (caída).

Factores de riesgo de la alopecia canina

Son numerosos factores los que influyen sobre la estructura del pelo y el ciclo folicular. De manera natural, regulan la muda normal del pelo, pero de manera patológica llegan a provocar alopecia canina por atrofia de los folículos pilosos, o por la parada del ciclo de crecimiento. Así, en la pérdida del pelo del perro están involucrados:

  • Factores extrínsecos: estación del año, ritmos circadianos, sustancias farmacológicas y nutrición.
  • Factores intrínsecos: edad, genética, sistema inmune, sistema nervioso y, particularmente, hormonas. De hecho, afectan de manera negativa al ciclo folicular tanto el exceso de hormonas (cortisol, estrógenos), como el defecto de las mismas (hormona tiroidea, melatonina, andrógenos). Algunas razas pueden estar más predispuestas genéticamente a algunos tipos de alopecia, como la displasia folicular en el perro de aguas o el dóberman, la alopecia X en el pomerania o la alopecia patrón en el teckel.

Causas y tipos de alopecia en los perros

Las causas de la alopecia canina pueden ser múltiples y se puede clasificar en función de la edad de aparición, y la presencia o ausencia de inflamación del folículo y las estructuras cutáneas asociadas. Así, podemos hablar de:

Alopecia canina congénita: aparece desde el nacimiento, y es propia de algunas razas, como el crestado chino, o debida a trastornos genéticos en razas con pelo.

Alopecia canina adquirida: aparece a lo largo de la vida del perro. A su vez, según su naturaleza puede ser:

  • Autoinducida: debida al rascado o lamido por picor. En perros con atopia, alergia alimentaria, o reacción a la picadura de pulgas. A su vez, puede asociarse a inflamación.
  • Inflamatoria: que dependiendo de la causa de inflamación del pelo puede ser infecciosa (foliculitis bacteriana, sarna, tiña o leishmaniosis), o no infecciosa (alopecia areata, adenitis sebácea).
  • No inflamatoria: asociadas a enfermedades endocrinas o tumorales (hipotiroidismo, síndrome de Cushing, tumor testicular), genéticos (displasia folicular), ambientales o externos (efluvio telógeno por estrés, alopecia postrasurado, alopecia estacional de los flancos).

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD