PUBLICIDAD

Mente y emociones
Síndrome de Münchhausen
Las personas con síndrome de Münchhausen simulan deliberadamente los síntomas de una enfermedad para recibir atención médica o ser hospitalizados. Llegan incluso a autolesionarse y a ingerir tóxicos.
Escrito por Dr. Juan Moisés de la Serna, Doctor en Psicología

Tratamiento del síndrome de Münchhausen

Debido a la dificultad que entraña el diagnóstico, y como a veces el síndrome se presenta junto con otros trastornos psiquiátricos que quedan sin exploración clínica debido a la demanda de los síntomas físicos simulados, para llevar a cabo un buen tratamiento del síndrome de Münchhausen se ha de realizar una exhaustiva exploración, teniendo en cuenta que el historial clínico va a ser clave, porque reflejará esas continuas hospitalizaciones y los cambios de sintomatología de una vez a otra.

Dadas las características de la personalidad del paciente, el tratamiento es sumamente complicado, ya que primeramente no acepta que se le haya descubierto en sus simulaciones, ni tampoco asume que esté sufriendo un trastorno psiquiátrico. Todo ello sumado a la tendencia a abandonar los tratamientos, ya que no se quiere recuperar sino seguir enfermo; por lo que al poco tiempo cambiará de centro médico, para empezar con nuevos síntomas simulados.

Si se llegase al punto de poder empezar a trabajar en el tratamiento del paciente con síndrome de Münchhausen se deberían usar principalmente las siguientes técnicas:

  • Técnicas de comunicación, con las que el paciente disponga de mejores habilidades con las que solicitar atención de los demás, en vez de hacerlo simulando síntomas.
  • Técnicas de control de los impulsos, donde explorar y enseñarle a controlar los deseos, para que aprenda a priorizarlos y conseguirlos de forma adecuada.
  • Terapia cognitiva, a través de la cual combatir aquellos pensamientos intrusivos que obligan a la persona a buscar ese estatus de enfermo y la hospitalización.
  • Técnicas de modificación de conducta, donde se le enseñe al paciente a afrontar las situaciones estresantes, buscando alcanzar metas cada vez más distantes en el tiempo, de forma que progresivamente se consiga una mayor constancia en la consecución de objetivos.

Actualizado: 29 de Septiembre de 2015

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

50.000
días de trabajo se pierden cada año en Chile a causa de enfermedades mentales de origen laboral
'Fuente: 'Ministerio de Salud de Chile''

PUBLICIDAD