Trastorno de personalidad narcisista: cómo controlarlo

Los individuos narcisistas se consideran superiores y creen que los demás deben cumplir sus deseos. Desvelamos sus causas, cómo identificarlos y las pautas para tratar este trastorno de personalidad.

Trastorno de personalidad narcisista: cómo controlarlo

Ilustración de una persona narcisista

Actualizado: 28 de noviembre de 2022

Qué es el trastorno de personalidad narcisista

¿Alguna vez te has encontrado con una persona que se considera un ser superior y trata a los demás como si su existencia solo tuviera sentido para cumplir sus deseos? Esta actitud es característica del trastorno de personalidad narcisista (TP narcisista). La personalidad y los trastornos derivados de la misma ocupan un papel importante en los estudios de la psiquiatría y de la psicología y despiertan mucho interés en la población general. El término ‘personalidad’ proviene del griego y significa ‘máscara’ aludiendo a la que se ponían los actores para interpretar su personaje teatral.

PUBLICIDAD

La teoría de la personalidad sostiene que las personas tenemos características estables que se manifiestan en conductas consistentes temporalmente y en diferentes contextos. A este tipo de características se las denomina “rasgos de personalidad”. Cuando los rasgos de personalidad no se ajustan a lo esperado socialmente, o causan problemas al individuo o a su entorno, hablamos de trastorno de personalidad. Las investigaciones sobre los trastornos de personalidad nacen de las observaciones clínicas de la psiquiatría, conduciendo a clasificaciones de diferentes trastornos agrupados en los principales manuales diagnósticos de los trastornos mentales.

Qué son los trastornos de la personalidad

Los trastornos de personalidad se agrupan en grandes bloques, siendo frecuente que una persona que sufre un trastorno de personalidad de un bloque comparta otro trastorno o rasgos del mismo bloque. Los tres bloques son:

PUBLICIDAD

  • Grupo A (personas “extrañas o raras”): trastorno paranoide de la personalidad, trastorno esquizoide de la personalidad, trastorno esquizotípico de la personalidad.
  • Grupo B (personas inestables, emocionales): trastorno antisocial de la personalidad, trastorno límite de la personalidad, trastorno histriónico de la personalidad, trastorno narcisista de la personalidad.
  • Grupo C (personas ansiosas, temerosas): trastorno de la personalidad por evitación, trastorno de la personalidad por dependencia, trastorno de la personalidad obsesivo-compulsivo<.

Para diagnosticar un trastorno de personalidad es necesario que exista un patrón estable de experiencia interna (pensamientos, sentimientos) y de comportamiento que se aparta de lo que culturalmente es considerado como normal. Su forma de percibir la realidad, sus afectos, su forma de relacionarse y su control del impulso se alejan de las expectativas de la sociedad.

PUBLICIDAD

Además, este patrón debe ser inflexible y se extiende a diferentes contextos personales y sociales. No es de extrañar que este patrón provoque un malestar significativo en la vida del sujeto, deteriorando diferentes áreas (laboral, académica, social, etcétera).

Perfil de una persona narcisista

Perfil del individuo con personalidad narcisista y consecuencias

Entre el trastorno de personalidad narcisista y el trastorno límite de la personalidad existe un solapamiento conceptual, clínico y empírico, y para diferenciarlos es necesario tener en cuenta que el narcisista se caracteriza por la grandiosidad que se atribuye, su tendencia a exagerar sus logros y su visión de sí mismo como único y superior a los demás. Las principales características de estos individuos son:

PUBLICIDAD

  • Tienen un gran sentido de la autoimportancia. Se sienten especiales, únicos, por lo que se relacionan con los estatus superiores y presentan una elevada preocupación por fantasías de éxito, poder o amor.
  • Suelen exigir ser admirados.
  • Se muestran pretenciosos y suelen explotar sus relaciones interpersonales.
  • Son incapaces de empatizar.
  • Envidian a los otros, o creen que les envidian, por lo que se muestran arrogantes y soberbios.

Respecto a las consecuencias de sufrir este trastorno narcisista, no es de extrañar que los demás se alejen de personas para las que solo existen ellos mismo y carecen de empatía hacia las necesidades y sentimientos de los demás. Son personas altamente manipuladoras, por lo que los que quedan atrapados en su red experimentan altos sentimientos de culpa, e incluso miedo si no cumplen sus deseos. Por ello, su entorno social vive sometido a ellos, o bien escapan de ellos. De una u otra manera, sus relaciones sociales son nefastas.

Persona narcisista

Causas del trastorno de personalidad narcisista

El TP narcisista presenta una mayor incidencia en los hombres que en las mujeres. Su inicio coincide con el comienzo de la edad adulta. Como en muchos trastornos psiquiátricos, no puede señalarse una sola causa que lo explique, sino la interacción de varias de ellas. En este caso, aspectos biológicos y ambientales interaccionan para dar lugar al TP narcisista:

PUBLICIDAD

Aspectos biológicos: destacan ciertas características neuroanatómicas y neuroquímicas asociadas con el TP narcisista también presentes en otros trastornos incluidos en el mismo epígrafe de trastornos de personalidad. En estos pacientes, la ínsula izquierda (área cerebral asociada con la empatía y la regulación emocional) presenta menos materia gris que la de un cerebro típicamente normal. 

Factores ambientales: se refieren al estilo de crianza y a las experiencias e influencias vividas en su entorno. Parece ser que las personas con TP narcisista ya aprendieron de sus padres y relaciones sociales conductas manipuladoras. A su vez, es común que fueran personas excesivamente admiradas por sus comportamientos acertados y muy citados por los que no lo eran, habiendo sido muy consentidos por su entorno social y familiar. Por otro lado, también se observan otros casos de TP narcisista con experiencias vitales totalmente contrarias a lo anterior. En esos casos, el cuidado parental inconsistente y el abuso durante la infancia eran las principales características de los antecedentes de la personalidad narcisista, que se desarrolla para compensar el dolor sufrido con anterioridad.

Persona narcisista frente al espejo

Cómo se diagnostica el trastorno de personalidad narcisista

Para diagnosticar el TP narcisista es necesario una entrevista realizada por un especialista en salud mental, que se ayudará de otras pruebas psicológicas (test psicométricos, observación, informes de familiares, pruebas proyectivas) para valorar al paciente, y es necesario que se cumplan los siguientes criterios diagnósticos según el Manual Diagnóstico de la Asociación Americana de Psiquiatría:

PUBLICIDAD

Actitud de grandeza (imaginada, fantasía, o comportamiento), necesidad de admiración y ausencia de empatía hacia los demás, que aparece al comienzo de la vida adulta y se manifiesta en diferentes ámbitos a partir de los siguientes hechos:

  • Grandeza y prepotencia (por ejemplo, exagera sus éxitos y cualidades).
  • Fantasías de éxito y poder.
  • Cree que es único, y solo se relaciona con gente como él.
  • Necesidad excesiva de reconocimiento.
  • Expectativas de privilegio en el trato.
  • Explota las relaciones interpersonales aprovechándose de los demás para que satisfagan sus deseos.
  • Ausencia de empatía.
  • Envidia a los otros, o cree que es envidiado.
  • Actitudes arrogantes y de superioridad.

Tratamiento del trastorno de personalidad narcisista

El tratamiento del TP narcisista, al igual que el resto de los trastornos de personalidad, requiere en la mayoría de los casos de una combinación de tratamiento farmacológico y terapia psicológica. El gran obstáculo al que se enfrentan los profesionales es la falta de reconocimiento de la patología por parte del propio paciente, ya que generalmente “son los otros los causantes de sus problemas”, según creen. Por ello, la adherencia al tratamiento suele ser baja y su abandono frecuente debido a que no les gusta ser confrontados, algo necesario para ayudarles a asumir su problema.

Persona narcisista visitando al psicólogo

El tratamiento farmacológico del trastorno narcisista debe ser prescrito por un psiquiatra y consiste en fármacos dirigidos a regular los aspectos neuroquímicos implicados en el trastorno. Sus efectos son la reducción de los niveles de ansiedad o de impulsividad, o la estabilización del estado de ánimo, entre otros.

El tratamiento psiquiátrico del narcisismo debe combinarse con el tratamiento psicológico. Entre estos últimos, la terapia cognitivo-conductual, dirigida a aprender nuevas formas de afrontamiento es la más importante y reconocida por la comunidad científica y la que se ha mostrado más eficaz en el manejo del TP narcisista. Es recomendable también complementar este tipo de psicoterapia con otra más elaborativa que ayude a detectar posibles traumas y circunstancias en la vida del paciente que hayan estado implicadas en el desarrollo de su narcisismo, porque a pesar de que el pasado no se pueda cambiar, el hecho de comprender el posible origen del problema supone un alivio.

Finalmente, es recomendable que los familiares o personas que conviven con el paciente acudan también a terapia grupal o individual para comprender el problema y aprender herramientas para afrontar su soberbia y sus continuas peticiones y actitudes de menosprecio a los demás. La familia del paciente narcisista comúnmente se siente sometida, anulada y, en mucho casos, culpable, a consecuencia de las grandes dosis de manipulación emocional asociadas al narcisismo, por lo que es habitual que ellos mismo requieran atención psicológica.

Creado: 10 de noviembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD