PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

La música puede ayudar a reducir el dolor agudo o crónico

Incluir musicoterapia en el tratamiento del dolor agudo o crónico provocado por enfermedades como el cáncer puede ayudar a aliviar tanto el dolor, como la ansiedad y el estrés que sufren estos pacientes.
La música puede ayudar a reducir el dolor agudo o crónico

En algunos estudios se observó que la musicoterapia ayudaba a reducir la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la tasa de respiración.

11 de Noviembre de 2016

Incluir música en el tratamiento contra el dolor agudo o crónico asociado a enfermedades graves como el cáncer puede contribuir a disminuir sus molestias, así como los niveles de estrés y ansiedad de estos pacientes, según revela una revisión de estudios que han realizado investigadores de la Ewha Womans University de Seúl (Corea del Sur).

En algunos estudios se observó una disminución de la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la tasa de respiración de los pacientes, y que la música no solo alivió su dolor, sino también la ansiedad y el estrés

En la investigación, que se ha publicado en Journal of Music Therapy, se analizaron 97 ensayos realizados entre 1995 y 2014, en los que habían participado 9.147 personas, la mayoría de los cuales estudiaban los beneficios de la musicoterapia, mientras que otros analizaban los efectos de la medicina musical, que se basa en exponer al individuo a experiencias musicales grabadas, sin la intervención del músicoterapeuta.

En algunos de estos ensayos, los pacientes podían elegir el tipo de melodía que deseaban escuchar, y se decantaron fundamentalmente por música clásica, jazz y rock suave. La escucha duraba una media de 38 minutos y, en una escala del 1 al 10, los participantes valoraron la intensidad de su dolor en un punto menos aproximadamente, en comparación con aquellos en cuyo tratamiento no se incluyó la música.

Aunque, tal y como ha advertido Jin Hyung Lee, uno de los autores de la investigación, los resultados no fueron determinantes en todos los trabajos revisados, en varios estudios se comprobó una reducción relevante en el empleo de analgésicos en los pacientes que se sometieron a la terapia musical, y en algunos estudios se observó en estos una disminución de la presión arterial, la frecuencia cardiaca y la tasa de respiración, y que la música no solo alivió su dolor, sino también la ansiedad y el estrés.

Lee ha explicado que la labor de los músicoterapeutas favoreció los efectos de la terapia musical –que debe considerarse un abordaje complementario al tratamiento del dolor, y no una alternativa al mismo–, ya que estos profesionales redirigen la atención de los pacientes, les apoyan en su lucha contra la enfermedad, y escogen las experiencias musicales con el objetivo de promover la esperanza.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD