PUBLICIDAD

Noticias Ejercicio y deporte

Crean un vendaje de células madre para tratar una lesión de rodilla

Prueban por primera vez en humanos un vendaje, elaborado con células madre, que logra recuperar la función de la rodilla en la lesión deportiva de lágrimas meniscales sin necesidad de extirpar el tejido dañado.
Paciente con lesión en rodilla

Las lágrimas meniscales son una lesión deportiva de rodilla muy frecuente en deportes de contacto como rugby y fútbol.

20 de Diciembre de 2016

Científicos prueban por primera vez en seres humanos un vendaje vivo elaborado con células madre, que podría mejorar significativamente el tratamiento y el pronóstico de los pacientes que padecen lágrimas meniscales, una lesión deportiva de rodilla muy frecuente en deportes de contacto como rugby y fútbol.

A los 24 meses de la implantación del vendaje de células madre, tres de los cinco pacientes habían recuperado la funcionalidad normal de la rodilla

El vendaje celular, que ha sido desarrollado por la compañía spin-out Azellon, está especialmente diseñado para reparar el desgarro de tejido que esta lesión produce, en el 90% de los casos, en la zona blanca del menisco, que carece de suministro sanguíneo, lo que dificulta su reparación y obliga a que muchos jugadores se sometan a una eliminación completa del tejido deteriorado, lo que favorece el desarrollo de osteoartritis a largo plazo.

Investigadores de las universidades de Liverpool y Bristol (Reino Unido), probaron un prototipo del vendaje celular en cinco personas, con edades comprendidas entre los 18 y los 45 años, que habían sufrido lágrimas meniscales en la zona blanca. Para llevar a cabo la terapia, se obtuvieron células madre de la propia médula ósea de cada uno de los pacientes, y las cultivaron durante dos semanas para posteriormente sembrarlas en un ‘andamio de membrana’, que contribuye a administrar las células en la zona lesionada.

El vendaje celular elaborado en el centro de la lágrima se implantó mediante cirugía, y se cosió el cartílago alrededor de la venda para que se mantuviera en su sitio. Doce meses después de dicha implantación, se comprobó que los cinco pacientes tenían el menisco intacto y, a los 24 meses de la intervención, tres de ellos habían recuperado la funcionalidad normal de la rodilla. Sin embargo, a los otros dos se les tuvo que extirpar el menisco lesionado porque sufrieron un nuevo desgarro o manifestaron síntomas de nuevo.

Los resultados del estudio, como ha explicado el profesor Anthony Hollander, presidente de Biología de Células Madre en la Universidad de Liverpool, y fundador y jefe científico de Azellon, ofrecen una alternativa potencial a la extirpación quirúrgica para reparar el tejido deteriorado y recuperar la funcionalidad de la rodilla. El experto ha añadido que en la actualidad se encuentran desarrollando una versión mejorada del vendaje celular, empleando para ello células madre donantes, que permitirán reducir el precio del procedimiento y evitarán que sea necesario realizar dos operaciones.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD