Esguince de rodilla
Los ligamentos de la rodilla conectan los huesos de la pierna y dan soporte a la articulación. Un esguince de rodilla ocurre si una persona desgarra o estira demasiado alguno de sus cuatro ligamentos. Conoce cómo se trata.

Qué es un esguince de rodilla y cómo saber si lo sufres

Actualizado: 4 de marzo de 2021

Los ligamentos de la rodilla de una persona son bandas de tejido conectivo elástico y resistente que unen el fémur con los huesos de la parte inferior de la pierna. También brindan apoyo y ayudan a limitar el movimiento de la articulación. En este artículo, discutimos los tipos de esguinces de ligamentos que afectan la rodilla, así como sus causas, las opciones de tratamiento y cuándo buscar ayuda médica.

  • Tipos de esguinces de ligamento de rodilla

    Tipos de esguinces de ligamento de rodilla

    Hay cuatro ligamentos principales en la rodilla, y cada uno juega un papel vital para mantener la rodilla estable y permitir que una persona tenga un rango completo de movimiento. Así, los dos ligamentos cruzados controlan la parte anterior y posterior de la rodilla, y por tanto el movimiento hacia adelante y hacia atrás de la misma, mientras que los dos ligamentos colaterales controlan el movimiento lateral de la rodilla y la protegen contra movimientos inusuales.

    El tipo de esguince de rodilla que puede sufrir una persona depende del ligamento que se haya lesionado:

    • Ligamento cruzado anterior

      Los profesionales de la salud generalmente se refieren a este ligamento como LCA. Está en el interior de la articulación de la rodilla. Los dos ligamentos cruzados controlan el movimiento hacia adelante y hacia atrás de la rodilla, proporcionándole estabilidad rotacional. Forman una forma de 'X' juntos. El ligamento cruzado anterior es el ligamento anterior que evita el desplazamiento hacia delante de la tibia respecto al fémur.

    • Ligamento cruzado posterior

      Este ligamento se denomina LCP y es la contraparte posterior del ligamento cruzado anterior. El LCP controla el movimiento hacia atrás de la tibia o espinilla, evitando su deslizamiento cuando la rodilla se flexiona.

    • Ligamento lateral interno o colateral medio o tibial

      Este ligamento se conoce como LLI y es el ligamento que da estabilidad a la parte interna de la rodilla. Los ligamentos colaterales se encuentran a los lados de la rodilla. El ligamento colateral medial está en el interior de la rodilla y conecta el fémur con la tibia.

    • Ligamento lateral externo o colateral lateral

      Este es el ligamento que da estabilidad a la rodilla externa. El ligamento colateral lateral o externo, o LLE, está en la parte exterior de la rodilla y conecta el fémur con el peroné a nivel de la rodilla.

  • Sistema de clasificación de los esguinces de rodilla

    Sistema de clasificación de los esguinces de rodilla

    Los médicos consideran cualquier lesión en un ligamento de la rodilla como un esguince y utilizan un sistema de clasificación para diagnosticar la gravedad del esguince:

    • Grado I: en un esguince leve de grado 1, una persona ha estirado demasiado los ligamentos, pero estos aún pueden mantener estable la articulación de la rodilla.
    • Grado III: un esguince de grado III es el tipo de esguince más grave. Este es un desgarro completo del ligamento de la rodilla. Viene con una inestabilidad considerable y pérdida de función y rango de movimiento. La hinchazón y los hematomas pueden ser graves y puede resultar difícil o imposible poner peso en la pierna.

      Grado II: un esguince moderado de grado II muestra signos de que una persona se ha desgarrado parcialmente un ligamento de la rodilla. El ligamento está suelto y, por lo tanto, si una persona pone peso sobre la pierna afectada, la rodilla puede sentirse inestable y dolorosa.

  • Síntomas de un esguince de ligamento de rodilla

    Síntomas de un esguince de ligamento de rodilla

    Los síntomas de un esguince de ligamento de la rodilla pueden diferir, según el ligamento que haya dañado una persona:

    Así, si una lesión afecta uno de los ligamentos colaterales, la rodilla puede estallar y doblarse, lo que puede causar dolor e hinchazón.

    Mientras que si una persona se ha lesionado un ligamento cruzado, por lo general escuchan un chasquido cuando ocurre la lesión. La pierna puede doblarse cuando una persona intenta pararse sobre ella. También puede ocurrir hinchazón, generalmente dentro de las 24 a 36 horas siguientes.

    Según la Academia Estadounidense de Cirujanos Ortopédicos, si se produce una lesión del ligamento lateral interno, el dolor se encuentra en la parte interna de la rodilla. Mientras que el dolor se presentará en la parte exterior de la rodilla si ocurre una lesión de ligamento lateral externo.

    Una lesión del ligamento cruzado anterior (LCA) puede involucrar múltiples esguinces de ligamentos de rodilla, lo que los médicos llaman la “tríada infeliz” o triada de O'Donoghue, tan temida por los futbolistas.

  • Diagnóstico del esguince de rodilla

    Diagnóstico del esguince de rodilla

    Un médico examinará la rodilla lesionada y la comparará con la otra rodilla. Una resonancia magnética puede proporcionar imágenes de los tejidos blandos, incluido el ligamento de la rodilla lesionado, y ayudar al médico a diagnosticar el problema.

Causas de cada tipo de esguince de rodilla

Un esguince que afecta a la rodilla ocurre cuando la rodilla experimenta una contracción muscular dura o un contacto o impacto directo con algo. Estas situaciones pueden ocurrir cuando una persona realiza un cambio de dirección demasiado rápido cuando corre o practica deportes.

  • Causas de cada tipo de esguince de rodilla: ligamentos cruzados

    Causas de los esguinces de los ligamentos cruzados

    El ligamento cruzado anterior es el ligamento de la rodilla que con más frecuencia sufre una lesión. Una lesión del LCA puede ocurrir cuando una persona hace un cambio brusco de dirección, generalmente a gran velocidad. También puede ocurrir cuando la rodilla experimenta una fuerza contundente, por ejemplo, durante una entrada de fútbol.

    El LCP a menudo se lesiona durante el contacto directo con la parte delantera de la rodilla durante actividades, como un tackle de fútbol, un accidente automovilístico o un mal aterrizaje tras un salto en la práctica del baloncesto.

  • Causas de cada tipo de esguince de rodilla: ligamentos laterales

    Causas de los esguinces de los ligamentos laterales

    Estas lesiones de ligamentos suelen ocurrir cuando una fuerza empuja la rodilla hacia los lados. Las lesiones del ligamento lateral interno pueden ocurrir cuando la parte exterior de la rodilla recibe un golpe directo que empuja la rodilla hacia adentro. Las lesiones del LLI también pueden ocurrir si un individuo aterriza incorrectamente. Esto puede resultar en una fuerza “en valgo” en la rodilla.

    Si hay un golpe en el interior de la rodilla, puede empujar la rodilla hacia afuera, lesionando el ligamento lateral externo. Las lesiones de ligamentos colaterales son comunes en los deportes de contacto, como fútbol o fútbol americano.

Creado: 23 de febrero de 2021

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD