PUBLICIDAD

Noticias Tercera edad

Usar la sauna reduce el riesgo de padecer demencia y alzhéimer

Las altas temperaturas y la baja humedad que se experimentan en las saunas finlandesas podría reducir en más de un 60% el riesgo de sufrir demencia y alzhéimer a largo plazo si se usan con frecuencia, según un estudio finés.
Pareja mayor en la sauna

Las sesiones de sauna ayudan a mejorar la función endotelial vascular y el estrés oxidativo.

20 de Enero de 2017

Las saunas finlandesas tradicionales se caracterizan por contar en su interior con aire seco, temperaturas entre los 80 y los 100 ºC y una humedad que va creciendo a medida que se arroja agua en las piedras calientes, y ronda el 15%. Hace unos años ya se demostró que las saunas son buenas para la salud cardiovascular pero ahora se ha dado un paso más, pues se ha afirmado que experimentar este ambiente con frecuencia podría prevenir la demencia y el alzhéimer a largo plazo.

Usar entre cinco y siete veces a la semana la sauna finlandesa reduce un 65% el riesgo de alzhéimer, y un 66% el de padecer otros tipos de demencia

Estas conclusiones son resultado del estudio Kuopio Ischaemic Heart Disease Risk Factor Study (KIHD) llevado a cabo por la Universidad de Eastern Finland. En la investigación se tomó como muestra a 2.000 hombres adultos, que se dividieron en tres grupos en función de su frecuencia de uso de la sauna: una vez a la semana, de dos a tres veces semanales, y entre cuatro y siete sesiones de este vapor a la semana.

Se estuvo analizando la salud de estos varones durante 20 años, y los resultados mostraron que cuantas más sesiones de sauna menos riesgo de patologías neurodegenerativas cerebrales; de hecho, los que acudían de cinco a siete veces a la semana tenían un 65% menos riesgo de desarrollar alzhéimer y un 66% menos de padecer otros tipos de demencia, en comparación con los que solo iban una vez a la semana a la sauna finlandesa.

Las causas por las que la sauna podría ser tan beneficiosa en este sentido hay que buscarlas en sus características, que evitan la inflamación, pues mejora la función endotelial vascular y el estrés oxidativo, que contribuyen a la aparición de esas enfermedades neurodegenerativas. Del mismo modo, el baño de vapor también puede contribuir a disminuir la presión arterial sistémica alta y la presión diferencial elevada. Todo un placer saludable para los que aguanten bien el calor.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

52,4%
se ha reducido la concentración espermática en los hombres occidentales en los últimos 40 años
'Fuente: 'Human Reproduction Update''