PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Manicura perfecta
Para que tus uñas estén bonitas y elegantes, además de saludables, es fundamental conocer los secretos de una buena manicura. Te contamos paso a paso el ritual para que las puedas cuidar desde tu hogar.
Escrito por Carmen Salmerón, Periodista especializada en Salud

Cuidados diarios básicos para uñas y manos

Las manos y las uñas son una parte fundamental de la imagen que proyectamos a los demás y mostrarlas descuidadas denota dejadez y falta de interés en nuestra estética personal. Si además tienen alguna patología (hongos, uñas rotas, quebradizas…), cuidarlas es una necesidad que debemos abordar para que muestren un aspecto saludable. No siempre es posible, ni necesario, acudir a una profesional para arreglarnos las manos. Con algunas herramientas sencillas y un poco de paciencia puedes arreglártelas desde casa cuando mejor te convenga y acabar con los pequeños problemas que las afean por falta de atención.

Aunque nuestras manos no sean especialmente bonitas ni tengamos los dedos finos y elegantes, conocer el protocolo de una manicura adecuada puede darles un aspecto atractivo y realzarlas. Luego bastará con mantener esta rutina cada 15 días y apoyarla con unos cuidados de mantenimiento a la semana. Pero ten en cuenta que la belleza y salud de tus uñas dependen también de los cuidados que otorgues a tus manos, pues ambas forman un conjunto inseparable.

Protección e hidratación son claves

La actividad diaria (trabajo, cuidado de la familia y hogar), los frecuentes lavados y la exposición al exterior las convierten en unas de las partes más maltratadas de nuestro cuerpo. Como las limpiamos varias veces al día es aconsejable elegir un jabón neutro y cambiarlo por otro más suave, o incluso por uno sin detergente (syndet), si notamos que el habitual nos deja la piel tirante o áspera. La temperatura del agua también es un factor a tener en cuenta. El uso continuo del agua muy caliente puede provocar problemas dermatológicos, además de una sensación de sequedad y aspereza en la piel de tus manos. Opta mejor por el agua fresca o tibia (si es invierno) para realizar su higiene. Después quita bien la humedad y aplícate una crema para manos que las hidrate y las proteja de los cambios de temperatura.

El uso de los guantes es fundamental cuando se realizan tareas domésticas con sustancias fuertes que puedan dañarlas y, aunque a muchas mujeres les resultan incómodos para realizar su trabajo, compensa saber que estarán bien protegidas. Hay que prestar atención a los pequeños cortes y heridas, aunque sean habituales y de poca importancia, desinfectándolos y tapándolos al principio, para cortar la hemorragia, y dejándolos después al aire, pero tratándolos con una pomada indicada por el farmacéutico. Prestarles atención y tomar precauciones en nuestra rutina diaria es la base para mantener manos y uñas saludables y bellas.

Actualizado: 19 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

16%
de las intervenciones de cirugía estética son para corregir las realizadas por profesionales inadecuados
'Fuente: 'Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE)''