PUBLICIDAD

Belleza y bienestar
Mesoterapia
La mesoterapia es una técnica estética que se basa en la aplicación de microinyecciones con sustancias que combaten la celulitis, la grasa localizada, las arrugas y la flacidez, que mejora la calidad y el aspecto de la piel.
Escrito por Mónica Rerelu, Esteticista y consejera de belleza

Qué es la mesoterapia estética

Qué es la mesoterapia estética

En la mesoterapia se usan sustancias como fármacos convencionales y homeopáticos o vitaminas, a muy bajas dosis.

La mesoterapia es una técnica perteneciente a la medicina alternativa basada en la aplicación de microinyecciones de medicamentos convencionales, homeopáticos, vitaminas, aminoácidos o minerales. Fue inventada por un médico francés, Michel Pistor (1951), en un principio para tratar dolencias de tipo crónico. Muy pronto su utilización se amplió y en la actualidad se emplea con efectividad en el campo de la medicina estética, tanto en tratamientos faciales como corporales. Este método se basa en una máxima rotunda: “poco, pocas veces, y en el lugar adecuado”.

¿En qué consiste la mesoterapia estética?

La mesoterapia en el campo de la estética consiste en la aplicación de microinyecciones de sustancias a muy bajas dosis con el fin de combatir una serie de problemas de belleza como la celulitis, la grasa localizada, las arrugas o la flacidez. No existe una norma a la hora de elegir y seleccionar las sustancias a inyectar, pues depende del especialista y sobre todo de la zona y el fin a conseguir. Y es que, no es lo mismo las sustancias que se aplican de forma intradérmica para rejuvenecer la piel que aquellas que tienen como objetivo disolver la grasa corporal.

Las inyecciones son aplicadas a nivel superficial, no subcutáneo ni intramuscular, sino a nivel intradérmico, a unos 3 o 4 mm. de profundidad máxima, inyectadas exactamente en la zona a tratar. Las agujas empleadas son las denominadas ‘agujas de lebel’, de aproximadamente unos 4 mm de longitud, que no suelen ser dolorosas debido a su tamaño reducido y a que se aplica muy poca medicación. Sin embargo, en casos de sensibilidad, se puede utilizar antes una crema anestésica.

Cada sesión tiene una duración de aproximadamente 15 minutos. El número de sesiones necesarias se acordará con el especialista en función de la zona a tratar, pero normalmente se necesitan de cuatro a 10 sesiones, que se realizarán una vez por semana, para notar los efectos buscados. El coste del tratamiento varia según el centro y dependiendo de las sustancias que se aplican.

Consejo:

Una vez terminado el tratamiento de choque es conveniente darse sesiones de mantenimiento en función de cada problema estético. Normalmente suelen variar entre una sesión al mes al principio, hasta tres sesiones al año.

Actualizado: 25 de Abril de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD