PUBLICIDAD

Trasplante de barba hípster, el microinjerto capilar de moda

Una barba tupida es una de las señas de identidad hípster, un movimiento basado en un estilo de vida vintage. Para los imberbes, o los que tengan poca densidad de vello facial, la solución es el trasplante de barba.
Trasplante de barba, el microinjerto capilar de moda

Un trasplante de barba completa puede costar entre cinco y seis mil euros.

Una barba tupida es una de las señas de identidad de los hípster, pero no todos los hombres que siguen esta tendencia –que se puso de moda en 2013 y se basa en un estilo de vida vintage, ropa y accesorios inclusive (camisas de cuadros, pajaritas, tirantes, gafas de pasta…)– pueden lucirla de forma natural. Sin embargo, gracias a los avances que se han producido en las técnicas de trasplante capilar, los imberbes que quieran apuntarse al movimiento hípster pueden recurrir a un trasplante de barba.

El trasplante de barba, según la International Society of Hair Restoration Surgery, ha pasado de ser el 1,5% del total de trasplantes capilares en 2012, a alcanzar un 3,7% en 2014

Los trasplantes capilares, que comenzaron a emplearse como tratamiento para corregir distintos tipos alopecia, han extendido su uso a otras zonas del cuerpo y se demandan, por ejemplo, para repoblar cejas, barbas, e incluso el área genital. Esta intervención estética ha mejorado significativamente, y mientras antes se realizaban implantes formados por grupos de pelos, actualmente se trasplanta folículo a folículo, lo que permite que el resultado final sea más natural.

Precisamente este aspecto tan natural es lo que más ha contribuido al aumento de la demanda del trasplante de barba que, según la International Society of Hair Restoration Surgery, ha pasado de ser el 1,5% del total de trasplantes capilares que se llevaron a cabo en el mundo en 2012, a alcanzar un 3,7% en 2014. Y es que mientras al principio la técnica se utilizaba en pacientes que habían sufrido quemaduras, acné o cicatrices, que impedían el crecimiento normal del vello facial, desde hace tres años, cada vez son más los hípster de 20-30 años que acuden a la consulta del especialista para conseguir la barba de moda.

Cómo se realiza el trasplante de barba hípster

La técnica para realizar un microinjerto capilar es la misma con independencia de la zona a tratar. Para realizar el trasplante de barba hípster, primero se extraen las unidades foliculares necesarias (para la barba entera se requieren alrededor de 1.500 folículos), que generalmente se obtienen de la nuca, porque de esta forma la cicatriz es prácticamente imperceptible, y porque el pelo que crece en esta zona es fuerte y de calidad, e incluso en los hombres con alopecia, el pelo de la nuca no suele perderse, porque es genéticamente resistente a la calvicie.

Una vez seleccionados los folículos pilosos, se practican microorificios de menos de 0,5 milímetros en la piel del paciente para implantarlos. El procedimiento es laborioso y puede durar varias horas, dependiendo de la cantidad de folículos que sea necesario implantar. Por ello, el precio varía desde los cinco a seis mil euros que puede costar una barba completa, a entre 1.500 y 2.200 euros si solo se precisa un relleno para lucir una barba más poblada, o disimular una cicatriz o una pequeña zona donde el vello crece menos.

Aunque el pelo de la nuca no tiene el mismo calibre que el de la cara, los expertos afirman que al colocarlo en la dirección y el ángulo correctos –paralelo a la cara– queda muy bien. Después del implante, la barba se cae, para reaparecer al cabo de tres meses siguiendo el ciclo natural del crecimiento del pelo. A partir de este momento, ya se puede afeitar o recortar al gusto del cliente.

Etiquetas: 

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

10%
de la población española sufre dermatitis atópica
'Fuente: 'XII Congreso Mundial de Dermatología Pediátrica y la Asociación Española de Pacientes y Familiares de Dermatitis Atópica’'

PUBLICIDAD