Google+
YouTube

Dieta y nutrición

Conservación y preparación de los alimentos
Existen muchos factores que pueden afectar a la calidad de los alimentos o causar su deterioro. Para evitarlo y prevenir posibles intoxicaciones, sigue nuestros consejos para conservar y preparar tus alimentos.

Conservación y preparación de los alimentos

Numerosos factores intervienen en la pérdida de la calidad original de un alimento o en su deterioro. Los orígenes pueden ser:

  • Físicos: como la exposición a la luz solar, que influye en la pérdida de vitaminas o la exposición a una temperatura inadecuada, que favorece la reproducción de microorganismos...
  • Químicos: oxidación de las grasas, acidificación por reacciones en latas de conserva...
  • Biológicos: agresiones por acción de los insectos o invasión de microorganismos (hongos, virus, bacterias o parásitos), entre otros.

Por qué se contaminan los alimentos

Los motivos más frecuentes por los que un alimento puede contaminarse y llegar a transmitir alguna enfermedad son:

  • Dejar alimentos a temperatura ambiente.
  • Alimentos que se preparan con mucha anticipación a su consumo, sin conservación adecuada.
  • Alimentos que al recalentarse no adquieren la temperatura necesaria que permita destruir posibles bacterias patógenas (destaca la toxina estafilocócica).
  • Alimentos contaminados que no se han lavado y cocinado adecuadamente.
  • Que el manipulador sea un portador de gérmenes patógenos.
  • Un inadecuado proceso de congelación, o que se haya roto la cadena del frío en algún momento antes del consumo.

Como agentes causales destacan:

  • Salmonellas (generalmente Salmonella typhimurium), causante de la salmonelosis.
  • Staphylococcus aureus, causante, entre otras, de la gastroenteritis.
  • Clostridium perfringens, causante, entre otras, de la enteritis.
  • Clostridium botulinum, causante del botulismo.
  • Bacillus cereus.
  • Escherichia coli.
  • Vibrio parahaemolyticus.
  • Campylobacter.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 16/07/2014

PUBLICIDAD

Entrevista

Pilar Benítez

Experta en nutrición energética

“Mi método da claves para entender qué efectos nos hace lo que comemos, y ayuda a escoger cada alimento con un sentido y un propósito.”

 

60% del calcio de la dieta no llega a incorporarse a los huesos

El organismo lo elimina de forma natural, y para conseguir la cantidad recomendada diaria, y que el calcio se fije a los huesos, se deben incluir otros nutrientes en la dieta, como las vitaminas D y K .

Fuente: 'Asociación Española para el Estudio de la Menopausia (AEEM)'

 

PUBLICIDAD