Compra de alimentos y coronavirus: cómo evitar riesgos

No hay evidencia de que el coronavirus pueda transmitirse por los alimentos, pero puedes tomar medidas extra en el supermercado y al llegar a casa. Aprende cómo desinfectar los productos que compres para evitar riesgos.
Compra de alimentos y COVID-19: cómo evitar riesgos

Actualizado: 3 de agosto de 2020

Ir a hacer la compra es una necesidad básica, pues nos permite abastecernos de alimentos, y por ello, es uno de los casos en los que se puede salir de casa contemplado en el Estado de Alarma por coronavirus. Sin embargo, los supermercados, al ser actualmente uno de los puntos donde más gente se congrega, puede llegar a ser un importante foco de contagio. Así lo ha demostrado un estudio realizado por miembros de la Universidad de Aalto (Finlandia), que ha recreado cómo se dispersarían los aerosoles expulsados por una persona al estornudar o toser, dando como resultado una expansión por varios pasillos, lo que aumentaría el riesgo de contraer el COVID-19. ¿Hay riesgo entonces de contagio en los envases o productos que compremos? ¿Debemos desinfectarlos? ¿Cómo acudir pues a comprar en el supermercado sin correr riesgos?

Mujer comprando en el supermercado durante la cuarentena

Para evitar posibles contagios, –aunque no es imprescindible salvo que lo indique el propio centro– lo mejor es que las personas vayan a hacer la compra con mascarilla, que dificulta que la saliva y sus aerosoles se diseminen por el ambiente al hablar, toser o estornudar. También es importante evitar las horas puntas, y según indican desde el Ministerio de Sanidad español, que las personas frágiles o del grupo de riesgo (mayores, con patologías previas…) se queden en casa, acudiendo a hacer la compra aquellos que no tienen síntomas. A partir del 27 de abril, también podrá acompañar al adulto un niño de hasta 14 años.

No existe evidencia científica de que los alimentos puedan contagiar el COVID-19, pero existen dudas en cuanto a los envases, por ello lo mejor es extremar la higiene después de comprar

Dentro del establecimiento también se deberán tomar algunas medidas para evitar el contagio, como mantener una distancia mínima de entre uno y dos metros con el resto de clientes, usar guantes de usar y tirar para elegir la fruta o la verdura –como se venía haciendo hasta ahora–, llevar nuestras propias bolsas, intentar pagar con tarjeta en lugar de en efectivo e intentar no tocarse la cara antes de llegar a casa y lavarse las manos minuciosamente tras volver al hogar con la compra y quitarse los guantes –si los has usado–.

Cómo desinfectar los alimentos y sus envases al llegar de la compra

Pero, entonces, ¿qué debemos hacer cuando llegamos a casa con la compra? La European Food Safety Authority (EFSA) ha indicado que no hay evidencia científica de que el SARS-CoV-2 se transmita por los alimentos, por lo que no habría que seguir ninguna medida de higiene extra. Sin embargo, y tal como nos explica Mario Sánchez, tecnólogo alimentario, esto no significa que los alimentos no puedan constituir una fuente de contagio de alguna forma, pues la propagación del virus en los envases también presenta algunas dudas. Por todo ello, extremar las medidas higiénicas siempre será una buena opción.

Infografía: cómo desinfectar los alimentos y la compra del coronavirus

Así, al llegar a casa, es aconsejable dejar las bolsas en el suelo y no en la encimera, y si son reutilizables, lavar las mismas en la lavadora con agua caliente.

En cualquier caso, este experto nos ha indicado que no hay que hacer nada extraordinario en la higiene alimentaria, sino seguir los consejos que se venían siguiendo hasta ahora –los cuales ha ilustrado en una infografía junto con los también expertos en materia Miguel Ángel Lurueña y Beatriz Robles–, unas recomendaciones que también son útiles para evitar intoxicaciones alimentarias como la salmonelosis o la listeriosis:

  • Lavado de manos

    Imprescindible el lavado de manos

    Es algo en lo que se ha hecho mucho hincapié en los últimos meses, pues lavarse toda la superficie de las manos durante al menos 20 segundos, con agua y jabón, es la manera más eficaz de desarmar al virus. No olvides hacerlo al llegar de la compra, justo antes de manipular los alimentos en casa y también después. También cada vez que pases de manipular un alimento crudo a uno cocinado.

  • Limpiar los alimentos frescos

    Limpia los alimentos frescos

    Someter a las frutas y verduras al chorro de agua fría puede eliminar el polvo, los químicos utilizados en su producción y también gran parte de virus y bacterias. Pero si quieres desinfectarlos por completo, sobre todo si vas a tomarlos crudos, según explican desde la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) lo mejor es sumergirlos durante cinco minutos por completo en agua potable con una cucharada de postre de lejía o lavandina (unos 4,5 ml) por cada tres litros de agua. Después de ese tiempo acláralos con agua corriente.

  • Productos para desinfectar los alimentos

    Ojo con los productos usados para desinfectar alimentos

    La lejía que indicamos en el punto anterior debe ser siempre apta para su uso alimentario. Para poder distinguirla deberás buscar en la etiqueta del producto la denominación ‘apta para la desinfección de agua de bebida’, aunque también se comercializan líquidos especiales para esta función. Mario Sánchez advierte de que el bicarbonato, el vinagre, el limón o los alcoholes destilados (vodka, ginebra…) no desinfectan y no deben usarse para limpiar los alimentos.

  • Desinfección de botes

    Desinfección de botes, envases y recipientes

    No es estrictamente necesario, pero si se quiere mayor seguridad se pueden desinfectar las superficies de los envases que compremos en el supermercado con agua y jabón. Para hacerlo correctamente quítate los guantes cuando llegues de comprar –si es que los llevas–, lávate bien las manos y limpia los productos con un trapo, después vuelve a lavarte las manos. Según recomienda la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) es mejor no limpiar los envases con desinfectantes como alcohol o lejía, pues pueden traspasar algunos materiales porosos y contamilar los alimentos, con el riesgo asociado para la salud.

  • Limpiar la cocina

    Superficies de la cocina limpias y secas

    Para evitar la contaminación cruzada que se puede dar entre los instrumentos de cocina y los alimentos, lo mejor es limpiar las superficies con una solución de dos cucharadas soperas de lejía por cada litro de agua fría. Si tienes dudas, consulta al detalle nuestro artículo sobre cómo desinfectar tu casa para evitar el coronavirus.

  • Limpiar cuchillos y utensilios de cocina

    Limpia también los utensilios

    Los cubiertos (tijeras, cuchillos…) y vajilla que emplees en la manipulación de los alimentos previa a su conservación o cocinado deben quedar también listos. Para ello bastará con meterlos en el lavavajillas.

  • Alimentos en el frigorífico

    Separación y refrigeración correcta

    También hay que tener en cuenta que para evitar esa contaminación cruzada hay que separar los alimentos frescos de los cocinados en la nevera y mantenerlos en envases que mantengan sus propiedades. Los productos que necesitan frío deben estar a una temperatura por debajo de los 4ºC y no se deben dejar sin refrigerar más de dos horas tras haberlos cocinado.

A pesar de todo esto, las autoridades sanitarias subrayan que la prioridad ahora mismo sigue siendo realizar un buen lavado de manos y mantener la distancia social adecuada entre las personas, especialmente cuando haya que acudir a una tienda o supermercado, lugares cerrados donde aumenta el riesgo de contagio por coronavirus.

Además, hay que destacar que todavía se desconocen grandes aspectos de este nuevo virus, por lo que habrá que estar atentos a las nuevas indicaciones y recomendaciones por parte de las autoridades sobre este aspecto.

 

Creado: 23 de abril de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD