PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Intoxicaciones alimentarias
Una conservación inadecuada o una manipulación incorrecta pueden contaminar un alimento y provocar una intoxicación alimentaria a los que lo consuman. Conoce sus síntomas y cómo puedes prevenirlas.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Qué son las intoxicaciones alimentarias

Intoxicaciones alimentarias

Una intoxicación alimentaria puede afectar a una sola persona, pero es fácil que aparezca en forma de un brote que afecte a un grupo de personas que consumieron el mismo alimento en mal estado. La contaminación de estos alimentos o bebidas puede estar causada por bacterias, virus, parásitos o toxinas que producen estos microorganismos.

Una de las intoxicaciones alimentarias más comunes es por el estafilococo o la Escherichia coli (E.coli). Frecuentemente, el alimento se contamina debido a una manipulación incorrecta del mismo, que puede suceder durante el proceso industrial, pero también mientras se prepara y cocina en el hogar, o en locales de hostelería como bares o restaurantes.  

Más intoxicaciones alimentarias en vacaciones

Este tipo de intoxicaciones suelen producirse durante las vacaciones, en las excursiones al campo o a la playa, en las cafeterías de las escuelas y, en general, durante la celebración de grandes eventos sociales, debido a que son situaciones en las cuales se pueden dejar alimentos sin refrigerar durante períodos de tiempo prolongado, o en las que las técnicas de preparación de estos no guardan una higiene adecuada.

Estas intoxicaciones alimentarias a menudo ocurren por el consumo de carnes mal cocidas, productos lácteos, alimentos que contienen mayonesa, o salsas y huevos, que han permanecido al aire libre durante mucho tiempo. Hay que tener en cuenta que las bacterias necesitan calor para reproducirse por lo que los meses estivales son sus favoritos y donde se dan más casos.

Los niños y las personas de edad avanzada corren un mayor riesgo de intoxicación por alimentos. También presentan alto riesgo aquellas personas que sufran una afección médica seria, como una enfermedad renal o diabetes, o tengan el sistema inmunitario debilitado, o en el caso de que viajen a áreas en donde hay más exposición a los organismos que causan dicha intoxicación. Igualmente es preciso tomar precauciones en el caso de las mujeres embarazadas y los lactantes.

Actualizado: 1 de Septiembre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD