Pan y coronavirus: ¿hay que desinfectar las barras?

Las barras de pan no suelen estar envasadas y se manipulan tras su horneo, de ahí que a muchos les surja la duda de si pueden estar contaminadas por coronavirus. Te desvelamos qué hacer si quieres reducir riesgos en su compra.
Barra de pan envasada y coronavirus

Actualizado: 4 de agosto de 2020

Con la desescalada del confinamiento en etapas de España, donde ya se puede salir a dar paseos o a hacer deporte según unas restricciones por franjas horarias, son muchos los que han aprovechado la salida para comprar el pan, ya que una gran parte de la población había optado hasta ahora por hacerlo en casa para evitar las salidas. Sin embargo, parece existir una duda generalizada sobre la seguridad del pan frente al coronavirus y si es o no necesario desinfectarlo antes de comerlo.

Desde la European Food Safety Authority (EFSA) aseguran que los alimentos no pueden transmitir el SARS-CoV-2, no obstante, se recomienda lavar bien los que sean frescos, como frutas y verduras, pues no suelen venir envasadas y en su superficie no se ha descartado que se puedan albergar los virus. Lo mismo ocurre con el pan, pues tras ser horneado suele manipularse por parte de los panaderos y dependientes o colocarse en vitrinas expuestas al público.

Tanto los panaderos como los clientes deben extremar las medidas de higiene para evitar contaminar el pan

Para reducir al mínimo el riesgo relativo al coronavirus y al pan, Gemma del Caño, farmacéutica, especializada en innovación, biotecnología, seguridad y calidad alimentaria, ha dado a conocer algunos consejos tanto para los panaderos como para los compradores de este alimento básico con el fin de evitar riesgos.

Consejos para panaderos

Es fundamental que los panaderos también sigan unas normas de higiene muy estrictas, que ya debían cumplir antes aunque no siempre se hacía. Gemma del Caño recomienda lo siguiente a las personas que hacen y dispensan el pan:

  • Llevar mascarilla y guantes, aunque sean de plástico –como los que se utilizan para escoger la fruta en supermercados–.
  • No hablar, toser o estornudar encima de las barras de pan.
  • Colocar las barras en un lugar que esté cubierto.
  • Envasar cada barra individualmente tras su horneado es otra buena opción.
  • Utilizar una mano para coger y entregar el pan y otra para manipular monedas y billetes.
  • Deberán lavarse las manos constantemente o aplicarse gel hidroalcohólico.
Infografía: pan y coronavirus

Cómo comprar el pan sin riesgos

También hay algunas recomendaciones que, aunque puedan parecer muy básicas, pueden ser útiles a la hora de reducir los riesgos de contagio por coronavirus cuando acudas a tu panadería o comercio habitual:

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: evita aglomeraciones

    Evitar horas punta

    Justo antes de la hora de comer, sobre las 13:00 y las 14:00, las panaderías pueden tener más clientela de la habitual, pues muchos esperan para coger el pan recién horneado antes de comer. Cómpralo por la mañana para evitar aglomeraciones.

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: respetar el aforo llimitado

    Respetar el aforo limitado

    Algunas panaderías están indicando a sus pacientes el número de clientes que pueden estar consecutivamente en el establecimiento, según sus dimensiones. Espera fuera hasta que sea tu turno.

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: mantén la distancia de seguridad

    Mantén la distancia de seguridad con otros clientes

    Mientras esperas en la calle o dentro del establecimiento, intenta mantener los dos metros de distancia recomendada.

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: lleva el dinero justo

    Lleva el dinero justo

    Si llevas el dinero exacto que vas a gastar evitarás que te den cambio, con lo que reducirás el contacto con el dinero.

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: utiliza tu propia bolsa

    Utiliza tu propia bolsa

    Si es posible lleva tu propia bolsa de plástico o tela para que te guarden la barra.

  • Cómo comprar el pan sin riesgos: no pellizcar el pan

    Resístete a pellizcar el pan

    Es uno de los gestos más comunes, compras una barra y de camino a casa te vas comiendo un trozo. Evítalo hasta que puedas llegar y lavarte las manos antes.

¿Se puede desinfectar el pan?

Si después de seguir los consejos anteriores, llegas a tu domicilio y todavía no estás tranquilo con la seguridad del pan te contamos qué más puedes hacer. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha emitido un documento con consideración de cara a los alimentos, en el que se indica que se están haciendo estudios sobre cómo afecta el frío y el calor al SARS-CoV-2.

Hasta ahora, se sabe que los virus pertenecientes a la familia de coronavirus son muy estables cuando se congelan, pues han demostrado sobrevivir durante dos años a temperaturas de -20ºC. No obstante, también se sabe que son termolábiles, es decir, que son susceptibles ante temperaturas alcanzadas normalmente en la cocina –unos 70ºC–. Por ello, la OMS recomienda evitar el consumo de alimentos crudos y manipularlos con estrictas medidas de higiene para evitar la contaminación cruzada.

Infografía: Pan y coronavirus

Marian García, conocida como Boticaria García, en su libro 123 preguntas sobre el coronavirus incluye la polémica generada con este alimento y expone: “el pan no se puede desinfectar. Una buena medida es congelarlo en rebanadas y calentarlo directamente en el tostador. Con esta medida conseguimos doble premio: inactivamos los posibles virus por el calor del tostador y evitamos salir de casa a diario”.

Es recomendable cocinar bien los alimentos al menos durante cuatro minutos a 63ºC para evitar la presencia de microorganismos

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) indica que los alimentos pueden estar contaminados por microorganismos, que son destruidos por el calor. Para ello, se debe calentar lo suficiente como para que el centro del producto alcance los 70ºC. Del mismo modo, la página web de la Comunidad de Madrid recomienda cocinar completamente los alimentos al menos durante cuatro minutos a 63ºC.

Todas estas recomendaciones dejan a un lado el uso del congelador y el microondas como método de desinfección, pues el primero solo conserva y el segundo no permite que toda la superficie se caliente por igual y durante el tiempo mínimo establecido. Por tanto, solo se podría usar el tostador –atendiendo a que toda la superficie del pan esté dentro de la rendija– y el horno para, en teoría, eliminar cualquier microorganismo que esté en el pan, aunque todavía se desconoce si el efecto es el mismo en el caso del SARS-CoV-2.

Creado: 7 de mayo de 2020

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD