Google+
YouTube

Ejercicio y deporte

Fractura de clavícula
Escrito por Dr. Carlos Díez, Jefe de los Servicios Médicos Sanitas – Real Madrid
Personas mayores, lactantes y deportistas como los ciclistas, esquiadores o jugadores de rugby son los más propensos a fracturarse la clavícula tras una mala caída. Conoce las técnicas empleadas para curarla.

Fractura de clavícula

La clavícula es el hueso largo que une la parte superior del brazo con el tronco del cuerpo: un extremo de la clavícula se une con el esternón y el otro extremo con el omoplato. Es la única articulación que une la cintura escapular con el tronco y protege importantes vasos sanguíneos, el pulmón y el plexo braquial.

Aproximadamente el 5% de todas las fracturas tratadas en las urgencias de los hospitales son fracturas de clavicula. La parte más frágil de la clavícula es la unión entre sus dos tercios: medio y lateral. Las fracturas de la clavícula que terminan desplazadas de su posición anatómica pueden lesionar estas estructuras debido a su proximidad y lo afilados que resultan los bordes astillados.

Tipos de fractura de clavícula

La clavícula puede fracturarse en tres zonas diferentes:

  • Tercera media: aproximadamente el 80% de las fracturas de clavícula se producen en el tercio medio del recorrido del hueso, que es la parte media de la clavícula.
  • Tercera distal: en la parte final que se conecta con el hombro o el tercio lateral, se da en un 15% de los casos.
  • Tercera proximal medial: tan solo en un 5% de las ocasiones la fractura se produce con asociación del tercio proximal o medial, es decir al final de la clavícula que se conecta con el esternón.
 

Temas en este artículo

Actualizado: 03/03/2013

PUBLICIDAD

Entrevista

Dr. Isidre Mas

Especialista en medicina deportiva

"Algunas de las enfermedades implicadas en la muerte súbita no tienen una presencia continua, por lo que es difícil encontrarlas, por ejemplo, con un solo electrocardiograma"

 

50% de los mayores de 80 años padece sarcopenia

En 2025 afectará a más de 1.200 millones de mayores de 60 años y, según expertos, solo el ejercicio físico de resistencia permite recuperar la masa muscular esquelética que se pierde a causa de este síndrome.

Fuente: 'Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN)'

 

PUBLICIDAD