PUBLICIDAD

Embarazo
Embarazo molar o mola hidatiforme
El embarazo molar, que consiste en la formación de una masa de quistes a partir de tejido de la placenta, es una gestación inviable que debe interrumpirse cuanto antes. Aunque no impide que puedas volver a quedarte embarazada.
Escrito por Redacción de Webconsultas,

Qué es un embarazo molar o mola hidatiforme

Embarazada con mola hidatiforme, una complicación de la gestación

En un embarazo molar la placenta siempre es anormal, e incluso puede no haber ningún tipo de desarrollo fetal.

El embarazo molar o mola hidatiforme es una masa de células anormales formadas a partir de tejido de la placenta. Estas células, que se convierten en un tumor, proceden de un óvulo fecundado que no se desarrolla correctamente. Es la forma más benigna de la enfermedad trofoblástica gestacional (ETG), un tipo de cáncer femenino poco frecuente que se caracteriza por la aparición de células cancerosas en los tejidos que se forman tras la concepción.

Causas del embarazo molar

La causa del embarazo molar es que el óvulo fecundado presenta una anomalía cromosómica que hace que la placenta se convierta en una masa de quistes denominada mola hidatiforme. Aunque se desconoce por qué ocurre esto, los embarazos molares son más frecuentes en mujeres de más de 40 años, y ciertos estudios asocian el déficit de algunas proteínas con más probabilidades de sufrir este trastorno, por lo que se aconseja que las mujeres que desean ser madres lleven una dieta rica en proteínas de origen animal (pescados, huevos, carnes magras, lácteos…) y vitamina A para prevenir su aparición.

Este tipo de embarazos son inviables y es imposible que lleguen a término ya que el embrión, o no se desarrolla como debería, o directamente no existe. Por ello, conviene interrumpirlo en cuanto se tiene conocimiento de su existencia. Afortundamente, es una complicación que solo se presenta en una de cada 1.500 gestaciones, y no impide que la mujer vuelva a quedarse embarazada posteriormente; además, el riesgo de recurrencia es de tan solo el 1-2%.

Tipos de embarazo molar

Hay dos tipos de embarazo molar, dependiendo de la existencia o no de embrión:

  • Un embarazo molar parcial presenta cierto desarrollo fetal (que en la mayoría de los casos no es normal y no continúa) y una placenta anómala.
  • En un embarazo molar completo la placenta también es anormal, pero no hay ningún feto.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8,6%
de los bebés que nacieron en España en 2015 fueron concebidos gracias a técnicas de reproducción asistida
'Fuente: 'Ministerio de Sanidad''