PUBLICIDAD

Embarazo
Cuidados del pecho durante el embarazo
Durante la gestación, los pechos aumentan y se muestran más sensibles: se están preparando para alimentar al bebé. Por eso es importante extremar las precauciones y cuidarlos debidamente durante el embarazo.
Escrito por Alhelí Quintanilla, Periodista especializada en infancia y embarazo

Cambios del pecho durante el embarazo

Es uno de los primerísimos síntomas del embarazo: sensibilidad y aumento de los pechos, sobre todo en el primer trimestre. Y es que se están empezando a preparar a para su principal función: alimentar al futuro bebé. Por eso es muy importante extremar las precauciones y cuidar correctamente el pecho durante toda la gestación.

¿Qué cambia en los pechos durante la gestación?

Durante el embarazo, los senos aumentan de tamaño y presentan mayor turgencia y sensibilidad. Pero no será el único cambio…

  • Cosquilleo, hinchazón, sensibilidad al tacto o molestia: para muchas mujeres, uno de los primeros signos del embarazo es que sienten molestias en los senos, ocasionadas por la mayor cantidad de hormonas femeninas en el cuerpo. Se pueden incluso sentir cosquilleos con los cambios de temperatura.
  • Aumento del tamaño del seno: a principios del embarazo, se acumula grasa en el pecho y las glándulas mamarias aumentan de tamaño. A las seis semanas, los senos han crecido notablemente, incluso una talla entera o más: seguirán creciendo en tamaño y peso durante los tres primeros meses del embarazo.
  • Picazón y estrías: a medida que crecen y se estira la piel pueden aparecer estrías y quizás sientas picazón. Utiliza productos muy hidratantes, también encontrarás productos específicos en las farmacias.
  • Venas más grandes: durante el embarazo hay un aumento en el suministro de sangre a los senos, que pueden hacer aparecer venas azuladas debajo de la piel.
  • Pezones y aréolas oscuras: los pezones se tornan más oscuros y pueden notarse más. Las aréolas (piel que rodea los pezones) también se oscurecen y crecen. Las pequeñas glándulas de la superficie de las aréolas –denominadas glándulas de Montgomery– se elevan y se vuelven irregulares. Esas irregularidades o bultitos producen una sustancia aceitosa que evita que los pezones se resquebrajen o resequen.
  • Secreción: entre la semanas 12 y 14 del embarazo, algunas mujeres empiezan a secretar por el pecho un líquido espeso de color amarillento. Esa secreción es el calostro (el líquido que nutre al bebé los primeros días después del parto antes de que los senos comiencen a producir leche). El calostro puede salir por sí solo, al masajear el seno o durante la excitación sexual. A principios del embarazo, el calostro suele ser espeso y amarillo; al acercarse el momento del parto, se torna más pálido y casi incoloro.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''