PUBLICIDAD

Mente y emociones
Resiliencia
Todos hemos conocido alguna vez a personas que parecen de acero, capaces de afrontar todo aquello que les suceda. Lo que se esconde tras la explicación de este fenómeno es la resiliencia. ¿La tienes tú?
Escrito por Dra. Vanesa Fernández López, Psicóloga, especialista en emociones

Qué es la resiliencia

¿Por qué ante un trauma o cualquier tipo de circunstancia adversa unas personas son capaces de afrontarlo con éxito mientras que otras se hunden en sus emociones negativas? Todos hemos conocido alguna vez a personas que parecen de acero, en el sentido de ser capaces de afrontar todo aquello que les suceda. Tal vez, si reflexionas y echas la vista atrás, esa persona puedas ser tú mismo, en aquella ocasión complicada que, no sabes bien cómo, pero finalmente la afrontaste mucho mejor de lo que podías esperar. Lo que se esconde tras la explicación de este fenómeno es la resiliencia, cada vez más de moda no sólo entre las investigaciones científicas, sino también en el lenguaje popular.

Factores de personalidad, aprendizaje e incluso biológicos están implicados en el desarrollo de la residencia de cada uno de nosotros. Veamos con detalle en qué consiste y cómo se desarrolla.

¿Qué es la resiliencia?

Podemos definir la resiliencia como un fenómeno o proceso que refleja una relativa adaptación positiva a pesar de los contextos de riesgo, adversidad significativa o trauma. Existe cierta discordia en cuanto al momento en el que podemos valorar si una persona es o no resiliente. Algunos autores consideran que el hecho de disponer de una adecuada capacidad de superación o de recuperarse del evento amenazante sería suficiente para considerar que una persona es resiliente, mientras que otros creen que además de esa recuperación debe existir también un crecimiento personal. Un ejemplo de esto último sería el incremento de la autoconfianza y la fortaleza personal, revalorar la vida, a las personas, a los eventos que nos rodean…, tratar de ser mejores individuos.

Es por ello que, actualmente, existen dos opiniones acerca del concepto de resiliencia; los que la consideran como un proceso y los que la definen como un resultado:

  • Los primeros estudios exploran la relación entre los factores de riesgo y los resultados (positivos o negativos) y la mediación de otras variables en el momento de hacer frente a la adversidad. Estos factores son llamados protectores por su capacidad para amortiguar o eliminar el efecto de la adversidad. Un ejemplo de ello es el optimismo.
  • Por su parte, los estudios que consideran la resiliencia como un resultado buscan sujetos que, tras sufrir un trauma, continúan mostrando conductas y emociones que indican buenos resultados. Estas investigaciones han permitido el desarrollo de programas de tratamiento dirigidos a potenciar las fortalezas en diferentes dominios particulares, como el emocional o el cognitivo.

Finalmente, muchos autores insisten en diferenciar la resiliencia de la personalidad resistente o hardiness. Este concepto nace de las investigaciones con adultos y comparte con la resiliencia la buena adaptación al trauma, pero explicándolo en este caso sólo en función de las características de la personalidad.

Actualizado: 1 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

17,5
millones de europeos de entre 15 y 64 años han consumido cocaína alguna vez
'Fuente: 'Informe Europeo sobre Drogas 2017: Tendencias y novedades' del Observatorio Europeo de las Drogas y Toxicomanías''