Cómo ser más carismático: 10 pautas para ganar carisma

Las personas carismáticas tienen un atractivo personal resultado de un conjunto de habilidades que les hacen ser altamente valoradas por su entorno social. Descubre sus rasgos y cómo ganar carisma para mejorar tus relaciones.
Cómo ser tan carismático como un unicornio

Actualizado: 22 de noviembre de 2022

El carisma es una característica personal que facilita las relaciones sociales. Si pudiéramos elegir una palabra que defina a las personas carismáticas esta es la atracción. Las personas carismáticas son tremendamente atractivas para los demás pues consiguen que muchas personas se sientan bien en su compañía. Cabe aclarar que, cuando hablamos de atractivo, no nos estamos refiriendo al mero atractivo físico, sino al de su personalidad. Son individuos que gustan por su inteligencia, su forma de relacionarse, la manera en que se dirigen a ti, y por la seguridad que muestran en sus decisiones y actuaciones.

PUBLICIDAD

Esto es porque la persona carismática suele conseguir sacar de los otros lo mejor de ellos mismos, ya que saben cómo motivar y dar una visión constructiva de la vida para que los otros sean capaces de lograr sus objetivos. Es por ello, que son personas muy queridas por aquellos a los que gustan. Sin embargo, cuando estás “visible” y te haces notar, también eres objeto de importantes críticas. Este hecho hace que las personas carismáticas sean a menudo tan queridas por sus fans, como odiadas por sus adversarios.

Conozcamos a continuación cuáles son las principales cualidades y beneficios de las personas carismáticas para saber cómo ganar carisma ante los demás.

  • Rasgos de las personas carsmáticas

    12 rasgos que definen a las personas carismáticas

    Si bien el resultado final obtenido por la persona carismática es la atracción que otras personas sienten hacia ella, lo cierto es que el carisma es una característica personal que se compone de diferentes rasgos y habilidades, y por ello las claves para definir a una persona carismática son:

    1. No juzgan a otras personas: no son personas enjuiciadoras ni criticonas por lo que no hacen que te sientas continuamente evaluado ni con temor ante su juicio. Dejan a un lado la toxicidad de las relaciones sociales e intentan que ni tú mismo te enjuicies. En lugar de ello, intentan ayudarte a crecer y a superar tus miedos.
    2. Poseen características socialmente atractivas y las muestran sin fanfarronería; es decir, en algunos casos poseen atractivo físico, buen trabajo, están bien posicionados en su entorno social, o poseen un estatus socioeconómico interesante.

    3. Dominan cómo gestionar sus emociones y regular las de los demás, sabiendo cómo hacer el trato fácil.

    4. Son persuasivos: saben cómo hacer para que confíes en ellos y te convencen sin coacción. Simplemente porque confías en sus consejos.

    5. Conocen cómo motivarte haciéndote ver tus recursos y aspectos positivos para lograr tus objetivos. Te orientan y confían en ti.

    6. Son optimistas: confían en que las cosas van a salir bien asumiendo que existe un margen de error.

    7. Muestran seguridad en sí mismos: confían en sus habilidades, asumen la frustración y son personas activas y emprendedoras.

    8. Poseen buenas habilidades sociales: manejan la comunicación verbal y la no verbal (gestos, expresiones). Son personas que se comunican asertivamente, es decir, expresan su opinión respetando también la de los demás.

    9. Saben ponerse en el lugar del otro: su empatía hace ver a los demás que los comprenden, por lo que sus consejos u opiniones son bien aceptados.

    10. Saben escuchar de forma activa al otro permitiendo un diálogo cómodo en donde el otro se siente reconocido y apoyado a nivel emocional.

    11. Tiene una buena calidad en sus relaciones sociales: sus amigos, compañeros, vecinos, etcétera los aprecian de verdad y sus relaciones sociales se caracterizan por su calidad más allá de la cantidad. Como suelen gustar a muchas personas es frecuente que disfruten también de un gran número de relaciones sociales.

    12. Usan la crítica constructiva: Te dicen lo que piensan de una forma sana, centrándose en el error cometido y no en tu persona. Desde su crítica constructiva te ayudan a crecer centrándote en cómo conseguir tus objetivos y no en el por qué no los consigues.

    PUBLICIDAD

  • Persona carismática, ventajas

    Ventajas de ser una persona carismática

    Para hablar de los beneficios de ser carismático, para entender su esencia, antes de nada, quiero que tomes tu tiempo para responderme a esta pregunta: cuando estás tomando un café o teniendo una conversación con alguien, ¿qué sensación quieres que se le quede a esa persona después de estar contigo?

    La respuesta al interrogante anterior es muy importante. Es difícil ser carismático desde la técnica y no desde el sentimiento. Y es que las personas carismáticas buscan, de verdad, el que el otro tenga una buena sensación después de haber pasado tiempo con ellos. Y esto es un beneficio mutuo; se siente bien con el otro y esto hace que se sientan bien con ellos mismos. Por ello las ventajas de ser carismático son tanto sociales, como personales.

    A nivel social, ser una persona carismática resulta altamente beneficioso, ya que mejora las relaciones sociales; los demás se sienten cómodos y confiados con la persona carismática. Desean estar con ella, por lo que la soledad no suele ser un enemigo de la persona carismática. Además, las personas carismáticas suelen unir grupos; así, en entornos como el laboral las personas carismáticas son altamente deseables para puestos de liderazgo. Esto es porque los líderes carismáticos unen a los equipos de trabajo y los motivan, mejorando el rendimiento.

    También en las relaciones personales las personas carismáticas son valiosas, ya que actúan como una vitamina que nos aporta energía, confianza y entusiasmo, y por eso reciben gran cantidad de afecto por parte de sus seres queridos. Por otro lado, a nivel personal, ser carismático mejora nuestro bienestar. A todos nos gusta sentirnos queridos y valorados por las personas que nos rodean y son significativas para nosotros. El reconocimiento social es una de las necesidades del ser humano y el carisma hace más viable conseguirlo.

    PUBLICIDAD

  • Personas carismáticas

    10 Pautas para ser más carismático

    El carisma es el resultado de un conjunto de habilidades que hace que muestres tu atractivo personal hacia los otros, motivo por el cual los otros desean estar contigo, pero ¿es posible ganar en carisma? Veamos algunos consejos para conseguir ser más carismático:

    • Usa un lenguaje positivo evitando palabras como ‘problema’, ‘inconveniente’, ‘las cosas van mal’, etcétera. En su lugar, céntrate en cómo hacer para que las cosas vayan mejor. Recuerda que cuando una persona plantea un problema y no tiene la solución, él se convierte en el problema.
    • Cuida tu apariencia, higiene y aspecto personal. Como hemos dicho en apartados anteriores, a pesar de que las personas carismáticas no lo son solo por el atractivo físico, lo cierto es que un buen aspecto transmite equilibrio personal y es deseado socialmente.
    • Sinceridad, ante todo. Las personas mentirosas o traicioneras consiguen lo contrario al que es carismático, haciendo que los demás desconfíen de ellos y no resulten creíbles.
    • Mejora tu capacidad como orador: aquí importa desde el tono, sereno, claro, ni muy alto ni muy bajo, a la manera de expresarnos y mirar, pero también a la utilización de metáforas interesantes, apelaciones a la emoción, la importancia del movimiento de las manos, debes dominar la persuasión pero también saber hacer reír e involucrar a los demás en lo que estás contando.
    • Habla de tus éxitos, pero también de tus fracasos. Una persona que nunca se equivoca no resulta creíble. Además, hablar de aquello que te fue mal sin vergüenza te hará parecer más seguro de ti mismo.
    • Escucha a los demás y ponte en su lugar. Solo así tus consejos y opiniones serán bien recibidas. Las personas necesitan sentir que piensas “con” ellos y no “por” ellos para poder verse reconocidos en tus recomendaciones.
    • No te cortes en hacer halagos sinceros a los otros. Todas las personas tienen cosas positivas de sí mismas que podemos resaltar de ellos. Ayúdales a que las vean. Se van a sentir siempre mejor con alguien que les potencia, que con quien les critica.
    • Resalta en los demás su potencial y cosas buenas que tienen para conseguir sus metas. Es decir, ayúdales a centrarse en lo que tienen y no en lo que les falta. Respecto a las habilidades o recursos de los que carecen, ayúdales a idear un plan para conseguirlos.
    • Usa la sonrisa: las personas que nos sonríen nos resultan más atractivas desde que somos bebés. La sonrisa es un potente atractivo social. Mantener la mirada de tu interlocutor, no cruzar los brazos y tener una postura erguida y correcta son otras claves del lenguaje corporal a manejar.
    • Comunícate de forma asertiva y con gestos y expresiones amables. Es decir, expresa tu punto de vista, respetando el del otros de forma tranquila y sin juicios. Habla desde “tu opinión”.

    PUBLICIDAD

Creado: 23 de septiembre de 2022

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD