PUBLICIDAD

20 trucos para fortalecer la memoria
¿No sabes dónde has dejado las llaves? ¿Cuándo es el cumpleaños de tu mujer? Si tu cerebro te juega malas pasadas, es hora de poner a trabajar tu memoria y que esos despistes se conviertan en cosa del pasado.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar

¿Cómo funciona la memoria?

Hombre cubierto con post-it
Mediante procesos asociativos inconscientes, la memoria nos permite guardar y recuperar lo que hemos aprendido, vivido, visto, dicho, u oído.

Actualizado: 26 de Diciembre de 2018

Si a menudo tu cerebro te juega malas pasadas y no sabes dónde has dejado las llaves o sueles olvidar el cumpleaños de tus familiares cercanos, quizá ha llegado la hora de entrenar un poco tu memoria para que esos continuados despistes se conviertan en cosa del pasado.

La memoria es la capacidad mental que nos permite, mediante procesos asociativos inconscientes, guardar y recuperar aquello que hemos ido aprendiendo en el día a día, lo que hemos vivido, visto, dicho u oído.

Como un ordenador, la memoria de los seres humanos pasa por tres procesos para almacenar esa información que luego usaremos. Así, debe codificar dicha información, después debe guardarla para, por último, poder recuperarla. Aunque hay diferentes formas de clasificar la memoria, una de las divisiones más típicas es la que establece que hay una memoria a corto plazo (aquí los pasos de guardado y recuperación desaparecen) y otra a largo plazo.

Problemas de memoria: primeros síntomas

Aunque son muchos los que piensan que los problemas de memoria son cosas que solo afectan a los ancianos, lo cierto es que la memoria y otros procesos cognitivos empiezan a deteriorarse a partir de los 45 años, según un reciente estudio publicado por el Centro de Investigación en Epidemiología y Salud Pública de Francia y el University College London de Reino Unido.

Los primeros síntomas suelen ser pequeños despistes, fallos en las palabras o en la comunicación, o desorientación, momento en el que es conveniente acudir al médico especialista para que determine si es un deterioro cognitivo normal o la antesala de alguna enfermedad degenerativa como el Alzheimer.

Pero lo ideal para prevenir todo este tipo de problemas es trabajarla a diario mediante unos sencillos trucos.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD