PUBLICIDAD

Bebés y niños
Superalimentos en la edad infantil
Algunos ingredientes o grupos de alimentos son básicos o tienen una importancia mayor a determinadas edades. Aquí tienes los superalimentos que no deben faltar en la dieta habitual de tus hijos para cuidar su salud.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Superalimentos en la edad escolar (6-14 años)

De todos los periodos descritos, el de la edad escolar (entre los 6 y los 12-14 años) es el más amplio en cuanto a años y el más variable respecto a características influyentes en su alimentación. El niño va adquiriendo autonomía a la hora de hacer sus elecciones nutricionales, y es capaz de anteponer sus preferencias a cualquier otro motivo para hacer una selección. En ocasiones se fija o pone como modelo roles que no son muy adecuados y el grupo de amigos o compañeros de clase es muy importante en su vida. Puede utilizar cualquier herramienta para sentirse aceptado e integrado, incluida la comida. Es una etapa en la que no conviene bajar la guardia sobre los buenos hábitos que ya posee el chaval y no relajar demasiado la vigilancia de la alimentación, aunque se haga de forma camuflada y sutil.

En el organigrama actual de alimentación de nuestros hijos casi son más útiles, a modo de consejo, los alimentos que no deberían estar presentes a todas horas en la mesa que cualquier otra recomendación. Pero sobre todo hay que evitar extremos: el del sobrepeso y obesidad por una ingesta excesiva y muy habitualmente compuesta de alimentos preparados y ricos en grasa y azúcar acompañada de un bajo ejercicio físico, pero también el extremo de ciertas conductas obsesivas acerca de los alimentos, sus kilocalorías y la manera en que nos hacen o no engordar. En este sentido no conviene olvidar que el límite superior de este conjunto de edades comprende ya la preadolescencia.

Verde que te quiero verde

Si hablamos de súper alimentos para niños de 6 a 14 años, el grupo estrella para esta edad, sin desmerecer a los demás, podría ser el de verduras y hortalizas. Cualquier componente de este conjunto es bien recibido como plato referente. Justificar esta elección es relativamente sencillo y lógico. Es uno de los grupos más rechazados en esta etapa, muchas veces porque en casa tampoco existe la costumbre de tomarlo. Son alimentos que hay que tomar todos los días y en una frecuencia de dos o tres veces. Una de ellas en forma cruda, es decir, en ensalada.

Por ello, podríamos escoger a la ensalada sencilla de hortalizas como superalimento en la edad escolar, en este caso superplato, por su capacidad saciante, que llena sin aportar muchas kilocalorías, por su versatilidad, por su aporte de fibra que ayuda a prevenir el estreñimiento, por su carácter antioxidante, por su afinidad con todos los alimentos, por su posibilidad de variación en ingredientes que consiguen adecuarse mucho más a gustos personales, por su riqueza nutricional que complemente cualquier dieta sin necesidad de suplementación extra, e incluso por su carácter educativo, ya que introducir las ensaladas de manera habitual y normal conlleva una madurez importante en el crecimiento y desarrollo personal del niño.

Actualizado: 16 de Mayo de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

51%
de los chicos y el 69% de las chicas padecen problemas de espalda antes de cumplir 15 años
'Fuente: 'Red Española de Investigadores en Dolencias de la Espalda (REIDE)''

PUBLICIDAD