PUBLICIDAD

Dieta y nutrición
Bocadillos saludables
Se tiende a pensar que el bocadillo es un plato calórico o de niños. Pero es hora de darle el valor que merece, porque los bocatas bien diseñados pueden ser completos, saludables y deliciosos.
Escrito por Arantza Ruiz de las Heras, Dietista-Nutricionista, Complejo hospitalario de Navarra

Características nutricionales del bocadillo

El bocadillo es, incluso en su nombre, el pequeño menospreciado de la cocina. Se le trata como un plato inferior, a veces destinado, casi exclusivamente, para los almuerzos y meriendas de los pequeños de la casa, cuando en realidad nos aporta miles de opciones en cuanto a sabores para todos los gustos. Además, los bocadillos tienen la ventaja de que pueden resultar de elaboración más fácil que otras comidas y con un coste más económico. Es un recurso que podemos utilizar para una escapada a la playa o la montaña donde queremos ir ligeros de equipaje y no complicarnos mucho con la comida. También para una comida en el trabajo con el fin de mantener el rendimiento durante una jornada intensiva. Una cena informal con amigos después de una tarde que se ha prolongado… cualquier excusa es buena para disfrutar de estos manjares.

No sólo es una opción cómoda y polivalente sino que, sobre todo los que lo meten con frecuencia en el saco de la comida rápida, deben saber que el consumo de bocadillos no es perjudicial, siempre y cuando se incluya dentro de un esquema de alimentación general saludable. Eso incluye no abusar de ellos y tener cierto control sobre los ingredientes que introducimos en su interior y las cantidades.

El bocadillo puede sacarnos de más de un apuro. Y no únicamente como una toma entre horas, sino como una auténtica comida o cena. Además, los bocadillos que aquí vamos a proponer cumplen a la perfección el papel de aportar los nutrientes necesarios en las proporciones adecuadas y resultar apetitosos, completos y muy saludables.

Características nutricionales del bocadillo

Complementando el plato principal, que en este caso sería el bocadillo, se pueden añadir otros platos que aporten alimentos que nuestro bocata no incluya o un postre que redondee la comida con fruta o un lácteo. De esta manera, conseguimos equilibrar la toma de forma sencilla.

Las características nutricionales que debe cumplir un buen bocadillo para seguir los cánones de una dieta sana son los mismos que en cualquier otro esquema más tradicional:

  • Preferencia para los hidratos de carbono complejos. Esta premisa se cumple en gran medida debido al pan. Pero también puede haber ingredientes con contenido en hidratos.
  • Contenido proteico en la dieta. Alrededor del 12-15% de todas las kilocalorías que consumimos al día deberían provenir de ingredientes proteicos. Asimismo, los bocadillos pueden garantizar este aporte si introducimos algún ingrediente rico en proteína. Aunque no hay que perder de vista que componentes como el propio pan ya aportan cierta cantidad de este macronutriente.
  • Uso moderado de grasas, especialmente aceites de origen vegetal. Aportan sabor, palatabilidad y grasas con un perfil más cardiosaludable cuanto más ácidos grasos insaturados contengan.

Actualizado: 23 de Octubre de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

30%
de las españolas tiene un déficit de vitamina D, que aumenta en invierno y primavera
'Fuente: 'VI Reunión Científica de Ginecología Privada (GINEP)''