Técnicas de alimentación compatibles con la lactancia materna
En ocasiones puedes necesitar suplementar o abandonar la lactancia materna momentáneamente. Te descubrimos los métodos que interfieren lo mínimo posible con el amamantamiento para evitar posteriores problemas de succión.

Motivos por los que recurrir a otros tipos de lactancia

Relactador bebé
Existen técnicas de alimentación que posibilitan una lactancia mixta o facilitan volver de nuevo a la lactancia materna exclusiva (relactación).

Actualizado: 16 de agosto de 2019

Para extraer la leche del pecho materno, los bebés desarrollan, intuitivamente, una técnica de agarre y succión realmente depurada, por la que aprenden a colocar la lengua y la manera de moverla. Una vez que el pequeño y su madre se acoplan y se establece la lactancia materna, todo va rodado. Pero, ¿qué ocurre si en algún momento necesitamos alimentar a nuestro hijo con leche materna extraída o con leche artificial, pero luego queremos continuar con el amamantamiento exclusivo?

Bebés prematuros o que están ingresados en el hospital por algún motivo, pequeños que necesitan suplementar la alimentación, molestias o dificultades al dar el pecho (grietas, mastitis, hipogalactia, hongos, etcétera), madres que tienen alguna enfermedad puntual incompatible con la lactancia o que simplemente se tienen que separar de su hijo y no pueden mantener la lactancia exclusiva son algunos de los casos que se pueden plantear. Incluso existen muchas madres de adopción a las que les gustaría dar el pecho a sus pequeños pero desconocen cómo lograrlo.

Encontrarse con estos problemas a la hora de establecer una lactancia de éxito suele desanimar a las mujeres y hacerlas decantarse por la lactancia artificial, que puede resultar más cómoda y requerir menos esfuerzo por su parte pero que, sin duda, no conlleva los mismos beneficios (ni en cuanto a la salud, ni en cuanto al ámbito emocional y de apego).

Pues bien, precisamente para este tipo de circunstancias existen técnicas de alimentación que posibilitan una lactancia mixta o que facilitan volver de nuevo a la lactancia materna exclusiva (relactación), ya que están en sintonía con ella.

Los grupos de apoyo a la lactancia u organismos como la Federación Española de Asociaciones Pro-Lactancia Materna (www.fedalma.org) pueden ayudarte a conocerlas y practicarlas con éxito, pero aquí te las explicamos una a una para que elijas la que mejor va contigo y con tu bebé, según las necesidades concretas. Desde aquellos métodos que usan biberón a otros que se valen de vasos u otros dispositivos y utensilios.

Creado: 3 de octubre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD