PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Radiculopatías
Las radiculopatías son lesiones molestas y dolorosas que afectan a las raíces nerviosas encargadas de llevar la información del sistema nervioso al cerebro. Conoce sus causas para poder prevenir su aparición.
Escrito por Julián Martínez San Juan, Osteópata, quiromasajista deportivo y técnico superior deportivo

Síntomas de las radiculopatías

Las señales más evidentes a la hora de diagnosticar una radiculopatía son las comunes del sistema nervioso, con síntomas como el dolor, la sensación de hormigueo o cosquilleo, debilidad o falta de fuerza, parestesia, o insensibilidad. Debido a que hablamos de una lesión del sistema nervioso, estos síntomas pueden presentarse más proximales a la columna vertebral o, por decirlo de otro modo, a su punto de origen (zona más cercana a la columna vertebral), o por el contrario hacerse visibles de forma irradiada en zonas más distales (sería el caso de manos o pies). Este fenómeno es debido a que dependiendo del ángulo y la cuantía de la compresión, se verá afectado un nervio u otro. Si por ejemplo el nervio afectado es el que comunica la raíz nerviosa, la médula espinal, con el dedo meñique del pie, la sintomatología podrá afectar a todo el trayecto de ese nervio, y dependiendo del grado de compresión los síntomas se dejarán ver más proximal o más distal al origen. Tomando como referencia la división en tipos de radiculopatía anteriormente expuesta, se puede hacer una diferenciación sintomática específica por zonas:

  • Radiculopatía cervical: afecta a la zona del cuello y miembros superiores (hombro, codo y mano), por lo que los síntomas de dolor, hormigueo, debilidad, bloqueo..., se reflejarán en este segmento.
  • Radiculopatía lumbar: dolor localizado en la región lumbar, con posibilidad de irradiación a las extremidades inferiores, como podría ser un cuadro de ciática. Dependiendo de la zona afectada en este segmento lumbosacro, puede verse comprometido el aparato urogenital.
  • Otras radiculopatías: en este tercer grupo se incluyen el resto de radiculopatías, por lo que la sintomatología es múltiple. Por ejemplo, una lesión radicular dorsal en T6, que inerva la zona digestiva, puede derivar en dolor estomacal, acidez o indigestiones; esta misma lesión en T12 desembocaría en diarrea, gases o estreñimiento, ya que es el encargado de inervar el intestino grueso y delgado.

Actualizado: 7 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

20%
se reduce el riesgo de estrés si te desplazas en bicicleta a trabajar o a estudiar
'Fuente: 'l Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal)''

PUBLICIDAD