PUBLICIDAD

Embarazo
Embarazada celíaca
Si eres celíaca y estás embarazada debes cuidar tu dieta para evitar que a ti o al bebé os falten nutrientes, o que se presenten complicaciones. Conoce las precauciones a adoptar y los suplementos que necesitas.
Escrito por Amparo Luque, Periodista experta en embarazo e infancia

Embarazo y enfermedad celíaca

Embarazada celíaca

Algunas mujeres asintomáticas, o con síntomas inespecíficos, descubren que padecen celiaquía durante el embarazo.

Una gestante que previamente a quedarse embarazada conozca su intolerancia al gluten posiblemente ya sepa los alimentos prohibidos que debe evitar y qué dieta tiene que seguir. Por supuesto, debe ser especialmente estricta en su cumplimiento en esta nueva etapa de su vida. Pero, por otro lado, hay muchas mujeres que no saben que padecen este trastorno digestivo, en las que precisamente da la cara con la llegada del embarazo. Tal y como indica la Dra. Gloria Gálvez, ginecóloga del Hospital de Madrid-Montepríncipe y asesora de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten Comunidad de Madrid: “muchos de los pacientes están asintomáticos o tienen síntomas inespecíficos, y el embarazo y el periodo de posparto inmediato pueden ser el momento en que surjan las manifestaciones gastrointestinales, hasta entonces inexistentes, de la enfermedad celíaca”.

Por ello, si te encuentras especialmente fatigada, sientes molestias abdominales (dolor, distensión abdominal, o gases), tienes cólicos o diarreas importantes, indigestión, vómitos, calambres musculares, o dolores de huesos y articulaciones, como es lógico lo puedes achacar al embarazo, pero ojo, porque también es posible que seas celíaca, ya que son algunos de los síntomas característicos de este problema, junto a la anemia. Por lo que si sospechas que pueda ser tu caso consúltalo con tu médico o ginecólogo.

La celiaquía es una enfermedad crónica del aparato digestivo, que puede manifestarse a cualquier edad y de muchas formas (la sintomatología es cambiante), y que consiste en un desorden sistémico, con base inmunológica, causado por el gluten, una proteína que está en ciertos cereales como el trigo, la cebada o la avena. Al comer cualquier alimento con gluten se daña la mucosa intestinal, por lo que se ve afectada la absorción de nutrientes.

Qué hacer si sospechas durante el embarazo que eres celiaca

Por tanto, lo primero que hay que hacer ante esta sospecha durante el embarazo es diagnosticar la celiaquía. La nutricionista y gerente de la Federación de Asociaciones de Celíacos de España (FACE), Luján Soler, explica que “la embarazada debe consultar a un especialista digestivo que, mediante antecedentes personales, historia clínica, análisis de sangre previos, más una analítica de sangre que incluya los marcadores serológicos de enfermedad celíaca (anticuerpos antigliadina, antiendomisio, y antitransglutaminasa tisular) establecerá un diagnóstico de sospecha de la enfermedad”. La confirmación del diagnóstico se hará mediante una biopsia intestinal.

A partir de ese momento el médico pautará tu dieta, puesto que el único tratamiento eficaz es el de no ingerir nada de gluten de por vida (y lo contienen más alimentos de los que en un principio nos podríamos imaginar). Si eres estricta, verás como todo va bien. 

Actualizado: 17 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Amparo Luque

Periodista experta en embarazo e infancia
Amparo Luque

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

52,4%
se ha reducido la concentración espermática en los hombres occidentales en los últimos 40 años
'Fuente: 'Human Reproduction Update''