PUBLICIDAD

Embarazo
Embarazada en pleno verano
Los rigores del calor y el verano afectan especialmente a las embarazadas. Para sobrellevarlo lo mejor posible, aquí tienes las mejores recomendaciones sobre ejercicio, alimentación o consejos si vas a viajar.
Escrito por Laura Saiz, Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Revisado por Dr. Francisco Sellers López, Director del Departamento de Obstetricia del Instituto Bernabeu

Cómo afecta el verano a las embarazadas

Embarazada paseando por el campo

Las embarazadas perciben el calor con mayor intensidad, por eso es muy importante que en verano cuides tu alimentación, te hidrates y descanses bien.

Esperar el nacimiento de un hijo es un acontecimiento inolvidable para los futuros papás. Como es lógico, la madre vive todo este momento desde un prisma protagonista que, aunque permite disfrutar de situaciones únicas, también acarrea ciertos inconvenientes. Y es que, a pesar de que muchas mujeres pasan los nueve meses de embarazo sin ninguna molestia especial, los síntomas típicos de esta etapa son el mayor problema al que hace mención cualquier mujer embarazada. Más aún cuando el rigor del verano hace mella y las temperaturas aumentan provocando un malestar mayor no sólo a la población general, sino especialmente a las mujeres embarazadas.

Y es que, a juicio del Dr. Francisco Sellers López, director del Departamento de Obstetricia del Instituto Bernabeu, es normal que la mujer embarazada en esta época del año se sienta “más cansada y fatigada, con sensación de mareo y sudoración continua e incluso con dificultades para la respiración”. “El calor que representa la época veraniega es percibido con más intensidad por la mujer embarazada. Su temperatura corporal aumenta por el propio cambio metabólico que posee y se aprecia como en dos grados más”, incide el Dr. Sellers López.

No obstante, el verano no tiene que echar para atrás en su deseo por ser padres a ninguna pareja por el tema de las molestias, ya que, como opina el especialista del Instituto Bernabeu, “una gestación ocupa casi todas las estaciones y realmente el embarazo se vive y debe cuidarse de igual manera a lo largo del año”.

Simplemente, hay que seguir una serie de consejos higiénico-sanitarios que harán más llevaderos los síntomas y, a su vez, ayudarán tanto a la madre como al bebé a encontrarse en plena forma. Como nos recuerda el Dr. Sellers López, estas medidas se resumen “simplemente en una correcta alimentación, hidratación y adecuado descanso”. ¡Toma nota, buen verano y feliz embarazo!

Actualizado: 27 de Noviembre de 2016

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

Especial informativo

 
Especial Semana a Semana
 

Embarazo semana a semana

Guía de salud de la embarazada

Escrito por:

Laura Saiz

Periodista especializada en deporte, belleza y bienestar
Laura Saiz

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

8
de cada mil niños y jóvenes sufren trastorno del espectro alcohólico fetal
'Fuente: 'Instituto de Investigación sobre Políticas de Salud Mental del Centro de Adicción y Salud Mental de Toronto, Canadá''