PUBLICIDAD

Bebés y niños
Lactancia artificial: leche infantil
Si no puedes o no quieres alimentar a tu bebé con lactancia materna, dispones de leches adaptadas que cubren sus necesidades nutricionales. Conoce su composición para elegir la más adecuada.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Fórmulas para la lactancia artificial

La Organización Mundial de la Salud recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los seis meses de edad. Sin embargo, existen situaciones en las que el bebé no puede ser alimentado con leche materna, por lo que resulta imprescindible el uso de leches infantiles que la sustituyan. En caso de que la lactancia materna no sea posible, hay que consultar con el pediatra el mejor tipo de leche artificial para tu pequeño.

Los avances en el conocimiento de la composición de la leche materna, la nutrición, y la higiene en la manipulación de la leche de otras especies han conseguido que sea posible elaborar sustitutos de leche materna que permiten el desarrollo y crecimiento del bebé sin poner en riesgo su estado nutricional. Inicialmente, el criterio para determinar si una fórmula para lactantes era o no idónea, se basaba en que el producto no fuera perjudicial para la salud del bebé. Sin embargo, posteriormente, y a medida que se fueron perfeccionando los productos y su composición global se asemejaba más a la leche materna, se incluyeron otros criterios como un adecuado crecimiento lineal y ponderal de los bebés, y se tuvieron en cuenta también otros factores antropométricos, bioquímicos y metabólicos.

Fórmulas para la lactancia artificial

Normalmente, la leche artificial para lactantes se elabora a partir de leche de vaca o productos de soja modificados industrialmente. Durante el proceso de elaboración, la cantidad de nutrientes es modificada y ajustada para hacer que se parezca lo más posible a la leche materna.

La Regulación Técnico Sanitaria de este tipo de productos reconoce dos tipos de fórmulas en lo que a leches infantiles se refiere:

Preparados o fórmulas para lactantes

Son productos alimenticios destinados a alimentar a los bebés durante los primeros meses de vida, y que se elaboran de forma que cubran todas las necesidades nutricionales de los lactantes hasta el momento en que se introduzca la alimentación complementaria adecuada.

Preparados o fórmulas de continuación

Se trata de aquellos productos alimenticios que se emplean en la alimentación especial de los bebés a los que ya se les ha comenzado a administrar la alimentación complementaria adecuada, y que constituyen el principal alimento líquido de la dieta de estos bebés, que será progresivamente diversificada según se vaya comprobando que no presentan alergias ni intolerancias a los alimentos que se van introduciendo.

Actualizado: 29 de Agosto de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

83,2%
de los niños de 13 años tiene teléfono móvil
'Fuente: 'Instituto Nacional de Estadística (INE)''