PUBLICIDAD

Bebés y niños
Lactancia artificial: leche infantil
Si no puedes o no quieres alimentar a tu bebé con lactancia materna, dispones de leches adaptadas que cubren sus necesidades nutricionales. Conoce su composición para elegir la más adecuada.
Escrito por Raquel Bernácer, Dietista-nutricionista

Introducción de la leche de vaca en bebés

La introducción de nuevos alimentos durante la diversificación alimentaria responde no sólo a las necesidades nutricionales del bebé, sino también al correcto desarrollo neuromuscular y a razones familiares, culturales y sociales.

La leche de vaca entera puede presentar inconvenientes si se introduce precozmente, al producir una sobrecarga renal e incrementar el riesgo de aparición de alergia o intolerancia a este alimento. Además, el menor contenido en hierro de la leche de vaca puede dar lugar a anemia ferropénica y a un déficit de hierro sin anemia, pudiéndose traducir en problemas de conducta y desarrollo psicomotor del bebé. Por ello, se recomienda no administrarla hasta el año de edad, como mínimo, siendo conveniente prolongar la administración de fórmulas modificadas hasta los 2-3 años de edad.

En cuanto a los derivados lácteos, el yogur puede administrarse a partir de los 9-10 meses, y es recomendable que este producto esté elaborado a partir de leche de vaca modificada.

En cualquier caso, si no hay contraindicación médica, la introducción de la leche de vaca y sus derivados deben ser a partir de leche entera. El bebé tiene una demanda energética específica durante su crecimiento y desarrollo que la leche entera ayuda a cubrir muy adecuadamente.

Actualizado: 31 de Julio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

x10
se ha multiplicado en 40 años el número de niños y adolescentes obesos en el mundo
'Fuente: 'Imperial College London y la Organización Mundial de la Salud (OMS)''

PUBLICIDAD