PUBLICIDAD

Ejercicio y deporte
Síndrome compartimental crónico
El síndrome compartimental crónico es una lesión que afecta a la fascia, y los corredores son los más propensos a sufrirla debido al impacto que soportan las piernas durante la carrera. Conoce sus síntomas y tratamiento.
Escrito por Julián Martínez San Juan, Osteópata, quiromasajista deportivo y técnico superior deportivo

Qué es el síndrome compartimental crónico y causas

Síndrome compartimental crónico

La lesión del síndrome compartimental se produce por un aumento de presión en el interior de las fascias.

Se le llama síndrome compartimental crónico (SCC) al efecto que provoca el aumento de presión en el espacio de un compartimento. Pero, para entender esta lesión, primero hay que entender a qué nos referimos con el término 'compartimento'. Los músculos del cuerpo humano están recubiertos, a modo de envoltorio, por una fina membrana llamada fascia. Para hacernos una mejor idea: es como envolver con film transparente un filete de ternera. Este film se ajusta al músculo, le sirve de sostén, pero además es deformable, lo que le permite adaptarse a los movimientos de los músculos para que se deslicen unos sobre otros sin que exista contacto alguno entre ellos.

En el interior de estas fascias, de estas bolsas, deben compartir sitio músculos, nervios y vasos sanguíneos. La fascia, a pesar de su adaptabilidad, tiene una capacidad de dilatación muy limitada, y no deja grandes rangos de expansión. La lesión del síndrome compartimental tiene lugar cuando se produce un aumento de presión en estos compartimentos, ya que debido a la falta de distensión de la fascia, las estructuras, ya sean musculares, nerviosas o sanguíneas, se ven comprimidas.

Si la presión interna es muy elevada y sostenida en el tiempo, el daño causado puede ser de extrema gravedad. Una estructura como es el sistema circulatorio no puede verse privado de su correcto flujo sanguíneo, y cualquier atrapamiento en sus conductos provocaría fallos crónicos. Igualmente, los sistemas nerviosos y musculares también provocarían importantes efectos negativos en caso de verse colapsados. Una estructura sin irrigación nerviosa o circulatoria podría llegar incluso a necrosar la celda fascial a medio largo plazo.

Tipos de síndrome compartimental

Es interesante diferenciar dos tipos de síndrome compartimental:

  • Síndrome compartimental crónico (SCC). En este caso, los daños producidos en los compartimentos son transitorios, como consecuencia de la presión soportada durante el ejercicio físico repetitivo. Suele darse en miembros inferiores fundamentalmente.

  • Síndrome compartimental agudo (SCA). Esta modalidad es la que reviste mayor gravedad, ya que las secuelas son mayores, aunque afortunadamente es menos común que el SCC. Se puede presentar a cualquier edad y sexo, tanto en miembros inferiores como superiores.

Causas del síndrome compartimental crónico

Pueden ser muchas las causas y orígenes del síndrome compartimental crónico como, por ejemplo, de origen vascular (trombosis venosa, atrapamiento de la arteria poplítea), de origen óseo (fracturas, enfermedad metabólica ósea, estrés tibial o periostitis), de origen nervioso (neuropatía periférica, radiculopatías), de origen infeccioso (osteomielitis); no obstante, es el origen muscular el más común de los factores predisponentes en un SCC, y básicamente es el resultado de la actividad física repetitiva. Obviamente, a mayor esfuerzo físico más rápida será la aparición de los síntomas y mayor será el efecto negativo.

Comúnmente esta dolencia ha venido asociada a los corredores, sobre todo marchadores o atletas de larga distancia, ya que son estos los que representan el mayor porcentaje de casos de SCC. Durante la práctica de la carrera, las piernas soportan el impacto de cada zancada, suponiendo esto un micro traumatismo constante y reiterativo. Esta repetición provoca un aumento de la presión en los compartimentos anteriormente descritos que, unido al aumento en aproximadamente un 20% del propio músculo por la acumulación de líquido en su espacio intersticial durante el ejercicio, desencadena un proceso de síndrome compartimental crónico. 

Otros deportistas que acostumbran a sufrir esta lesión son los motociclistas y los escaladores, a los que les afecta el conocido como SCC del antebrazo. Es el caso del piloto de MotoGP Dani Pedrosa, que tras pasar por el quirófano por culpa de esta lesión y no poder recuperarse ha anunciado su retirada momentánea de los circuitos.

Actualizado: 9 de Junio de 2017

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Entrevista con el experto

Mercè Sanjuan

La motivadora deportiva Mercé Sanjuan afirma que nada debe frenarnos en la carrera por conseguir nuestras metas, y nos propone cómo usar el ejercicio y los nuevos retos como terapia para superar la ansiedad y las dificultades.

Mercè Sanjuan Gumbau

Experta en motivación deportiva y autora de ‘Sé quien quieras ser’
“Ser ‘normal’ está sobrevalorado, y nos hace a todos grises, iguales y tristes, porque estamos matando una parte de nosotros mismos que no tiene que avergonzarnos, sino al contrario, ya que esa diferencia es la que nos va a hacer fuertes y potentes”

PUBLICIDAD

Salud en cifras

82%
de las personas que practican deporte lo hace para cuidar su salud
'Fuente: 'Estudio El practicant esportiu 2016 de Indescat''