PUBLICIDAD

Noticias Mente y emociones

Así se produce el daño cognitivo causado por los antipsicóticos

Descubren el mecanismo cerebral por el que los antipsicóticos atípicos utilizados para tratar la esquizofrenia podrían producir daños cognitivos, un avance que puede ayudar a mejorar los fármacos existentes.
Persona con trastorno mental y daño cognitivo

Los antipsicóticos también pueden provocar un problema de obesidad o diabetes.

29 de Agosto de 2017

Los antipsicóticos más modernos, llamados atípicos, que suelen utilizarse para el tratamiento de la esquizofrenia, pueden causar un deterioro cognitivo en estos pacientes cuando son tomados durante un largo periodo de tiempo, y en especial cuando las dosis son elevadas. Un grupo de investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red Salud Mental (CIBERSAM) pertenecientes a la Universidad del País Vasco (UPV/EHU) han conseguido desentrañar cómo es el proceso cerebral por el que se producen los daños.

La revista Nature Neuroscience ha sido la elegida para dar a conocer el hallazgo de este mecanismo cerebral, que consiste en el bloqueo del receptor de serotonina 5HT2A que se produce por los antipsicóticos. Además, este aislamiento activa una vía inflamatoria que provoca cambios en la morfología del cerebro y altera la función de la plasticidad sináptica, es decir, de la comunicación entre las neuronas que hace posibles los procesos cognitivos.

Los efectos adversos de los antipsicóticos atípicos son los problemas en la flexibilidad mental, en la atención y en el planteamiento de tareas futuras

El estudio se basó en ensayos hechos a tejido cerebral de pacientes con esquizofrenia ya fallecidos, modelos celulares y animales modificados genéticamente que habían sido tratados con este tipo de fármacos. En ellos se ha observado anomalías cognitivas, como dificultades para distinguir entre objetos nuevos o ya conocidos y problemas en la memoria de trabajo.

Al parecer la causa de este déficit cognitivo es una reestructuración de algunos genes como consecuencia de los cambios en la actividad de las HDAC2, unas proteínas represoras de la expresión del ADN. Este hallazgo, según Javier Meana, uno de los autores del estudio, podría ser la clave para crear un fármaco que inhiba esas proteínas y proteja así al cerebro de los posibles daños cognitivos de los tratamientos con antipsicóticos.

Problemas derivados de los fármacos antipsicóticos atípicos

En la investigación planteada también se ha valorado los efectos adversos de los antipsicóticos atípicos. Entre ellos destacan los problemas cognitivos como la disminución de la flexibilidad mental en la resolución de tareas, dificultades en la atención y en el planteamiento de tareas para el futuro.

Aunque es cierto que el tratamiento con este tipo de fármacos es más eficaz que con los antipsicóticos denominados como típicos, pues hacen desaparecer los daños en la actividad locomotriz, también se han encontrado otros efectos secundarios relacionados con enfermedades metabólicas, como la obesidad o la diabetes tipo 2. Es por ello que los autores del estudio se pusieron en marcha para conocer cómo era el proceso del daño para poder así mejorar los fármacos, con el fin de que tuviesen menos efectos adversos y evitar su retirada, que podría causar efectos secundarios como alucinaciones o delirios.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Síguenos en las redes sociales

Síguenos en las redes sociales

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

Salud en cifras

Una
de cada cinco personas en el mundo tendrá 60 años o más en 2050
'Fuente: 'Organización Mundial de la Salud (OMS)''