PUBLICIDAD

Noticias Belleza y bienestar

Prueban una posible cura para la alopecia areata

Pacientes afectados por alopecia areata (calvicie en forma de parches) han recuperado el cabello en cinco meses gracias a un fármaco usado actualmente en el tratamiento de una afección de la médula ósea.
Caballero con alopecia areata

Vista superior del aspecto de un caballero con alopecia areata

22 de Agosto de 2014

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune común que como resultado del daño que se produce en los folículos pilosos produce en los afectados la caída de mechones de pelo, dejando una calvicie localizada en forma de parches. Investigadores de la Universidad de Columbia están probando en algunos pacientes un medicamento ya existente, el ruxolitinib, que en la actualidad se utiliza para tratar la mielofibrosis, una afección de la médula ósea que provoca una disminución en la producción de células sanguíneas.

Al parecer, y según un pequeño estudio con un número limitado de participantes que ha sido publicado en la revista Nature, en tan solo cinco meses el medicamento es capaz de repoblar casi por completo el cuero cabelludo de personas con alopecia areata de moderada a grave –con una pérdida de cabello superior al 30%–, gracias a que es capaz de eliminar las células inmunes (células T) que atacan el folículo piloso en este tipo de alopecia.

Este fármaco, que fue previamente probado en ratones, no solo demostró ser útil para revertir la alopecia, sino que tras haber interrumpir el tratamiento su efecto parece ser duradero, entre otras cosas debido a que parece que consigue hacer desaparecer por completo la presencia de estas células en el organismo.

A pesar de que los resultados hallados hasta ahora por este grupo de dermatológos y genetistas están siendo muy esperanzadores, prefieren ser cautos y esperar a nuevas comprobaciones para valorar si los beneficios podrían ser extensibles a un mayor número de pacientes. De ser así podría tener un efecto muy positivo en los afectados por esta alopecia, a los que no solo causa un evidente problema estético, sino que tiene además un profundo efecto psicológico sobre la autoestima de los que la sufren.

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD

PUBLICIDAD